65232
The Dandy Warhols, una serie de eventos desafortunados

The Dandy Warhols, una serie de eventos desafortunados

Diego
Figueroa

28/Feb/2015

Detalles

Organización

Producción

Ambiente

Lugar

SALA

Artista(s)

Ayer por la noche como parte de las Jack Sessions, The Dandy Warhols regresó a la ciudad de México a dar un adelanto de su próximo disco y saldar esa cuenta que dejó pendiente años atrás con sus seguidores.

Warhols

Luego de su espectacular presentación en el Corona Capital y en un pequeño showcase en el Pasagüero, el regreso de la banda era particularmente emocionante, SALA lucía repleto y poco a poco, el calor comenzaba a poner en sazón a todos.

La silueta de Courtney Taylor-Taylor se dibujó entre una pálida luz morada que en contraste al hielo seco, anunciaba lo que sería una noche perfecta que arrancaba con el envolvente sonido de las secuencias de "Be-In", donde las guitarras comenzaron a tomar protagonismo con un despreocupado Peter Holmstrong, mientras que Zía McCabe azotaba el pandero contra sus caderas en un hipnótico y sexy contoneo.

La voz de Taylor-Taylor parecía perderse entre las distorsiones y los batucazos de Brent DeBoer, pero hasta el momento parecía no ser importante, el trance había comenzado. De pronto vino una versión floja de "We Used to Be Friends", que al principio fue difícil reconocer pero que poco a poco fue tomando forma con los guitarrazos de aquél Welcome To The Monkey House de hace 12 años que, al parecer, todos en SALA conocían a la perfección.

El set iba perfecto, The Dandy Warhols habían arrancado fuerte y la gente estaba más que puesta con la banda, pero el audio no terminaba de embonarse, las voces, los teclados y algunos de los riffs más importantes habían pasado desapercibidos. Con "Not If You Were The Last Junkie On Earth" se desencadenaron los problemas, a mitad del tema el escenario simplemente se apagó tomando por sorpresa a la banda; el staff corría del un lado a otro tratando de encontrar el problema, pero eso les tomó al menos unos minutos mientras el calor apabullaba a la gente.

Entre silbidos y gritos, Taylor-Taylor trataba de ser amable y justificar los detalles técnicos, para después volver a empezar el tema. Afortunadamente "The Last High" no fue cortada pero la voz imperceptible fue sustituida por el coro de la gente que, aún con el calor y el terrible audio, sacó a quite los versos. No fue así con las siguientes canciones que, en pleno puente de guitarrazos hipnóticos desaparecían de nuevo tras las fallas técnicas despertando a la banda y al público de ese éxtasis que a pesar de todo se estaba creando.

Para la cuarta vez que esto ocurrió, la cara de Taylor-Taylor lucía desencajada. Parecía que él y Zia McCabe terminarían destrozando el escenario. Cualquiera lo hubiera hecho y sería justificable. Quizá los Dandy Warhols de los noventa lo hubieran hecho a la segunda falla, pero los de ahora aguantaron y, contra silbidos, el calor asfixiante y el audio que a cada momento desaparecía, continuaron tocando un rato más.

"Bohemian Like You" fue una recuperación, la gente explotó al igual que la banda en cada guitarrazo que parecía sacar el enojo de las fallas cual costal de box. La gente brincaba y gritaba al coro de "Yeah, I Like you" como si no hubiera pasado nada, mientras que con "Nietzche" fue ese trance rápido y conciso que marcaba lo que un concierto de The Dandy Warhols es, y debió ser esa noche: Abrumador.

Así como dice un mensaje publicado en su cuenta de Facebook, hagamos de cuenta que esta noche no pasó y que The Dandy Warhols nunca estuvo en Jack Sessions. Que la banda que tocó anoche aguantó como pudo las fallas, pero que hubiera podido sonar como Pink Floyd si los hubieran dejado.

REDACCIÓN:

Paola
García

FOTO:

Diego
Figueroa

No es una revista, es un movimiento.