Favoritos

Haz click en la banderilla para guardar artículos en tus favoritos, ingresa con tu cuenta de Facebook o Twitter y accede a esta funcionalidad.

19565
SOVIET SOVIET: Juventud en éxtasis

SOVIET SOVIET: Juventud en éxtasis

Osiris
Priego @osirispriego

25/Feb/2013

Detalles
{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}

El esperado y añorado encuentro entre la banda italiana Soviet Soviet con sus fieles y comprometidos seguidores llegó la pasada noche de jueves en el Imperial, y a pesar de las fallas de audio y las insufribles característica del lugar en si, fue un concierto donde la adrenalina y entrega de grupo y seguidores resaltaron por encima de cualquier cosa.

Traídos desde Pésaro, Italia, gracias a la plataforma de fondeo en línea de nombre Bandtastic, este trío de autoproclamado post punk tomó el escenario poco antes de la media noche frente a un reducido, pero muy efusivo grupo de muchachos que no parecía rebasar los 18 años (¿qué habrán dicho sus papás cuando llegaron a sus casas después de las 3 am por culpa de los inverosímiles horarios del Imperial?). Al momento de ser conectado el poderoso bajo Vox Phantom de Andrea Giometti dejó en claro que durante ese show no importaban las altas horas ni los confinados espacios, habría sudor y gritos durante cada canción.

Dejando escuchar "Cobretto", "Contradiction", "S.Y.", "First Man Then Machine" y por supuesto "Lokomotiv", la banda hizo muestra de las más que obvias influencias en su música como lo son Joy Division y The Cure, pero influyéndoles cierta frescura y contemporaneidad que es imposible no reconocerles; y que sobre todas las cosas, está llena de energía contrastando con otras propuestas que parece lo único que buscan es deprimir al prójimo. Brincos mal calculados y torpes empujones no se hicieron esperar mientras la guitarra de Alessandro Constantini jugaba con los decibeles y las atmósferas que estos podían crear, al ritmo que el otro Alessandro, Ferri en la batería, daba ritmo y dirección a los molestos y fastidiosos bailes de quienes buscando expulsar toda esa energía que Soviet Soviet generaba en sus interiores, terminaban chocando con una pared o con los pies de un indignado mesero... ¿cuántos más Imperial? ¿cuántos más?

La noche terminó con un público y una banda conviviendo, firmando autógrafos y tomándose fotografías. Agradecidos una y otra vez con Bandtastic y sobre todo con el público por lograr que una joven banda desde Italia pudiera venir hasta nuestras tierras para dar a conocer su material y ofrecer un vibrante y enérgico concierto de rock o post punk, o alternativo o indie, o cómo lo quieran llamar, pero que sigue probando que la mezcla de guitarra, bajo y batería, será vigente mientras haya alguien que lo demande y hasta lo mande traer de tierras exóticas. A la próxima, esperemos en un lugar más adecuado.

REDACCIÓN:


Editorial

FOTO:

Osiris
Priego @osirispriego

No es una revista, es un movimiento.