109958
Phantogram en El Plaza Condesa

Phantogram en El Plaza Condesa

Bere
Rivera

Detalles

Organización

Producción

Ambiente

Lugar

El Plaza Condesa

Artista(s)

Phantogram: The next big thing.

Crecer en la industria de la música es un juego que pocos saben jugar. Mientras unos le pegan a la difusión en prensa o a la bendición de grandes promotoras, hay quien se encarga de lo más esencial –muchas veces olvidado–: el fanbase. La noche de ayer, vimos a un Phantogram que, precisamente, alcanzó eso.

El Plaza Condesa nunca se llenó, en cambio fue habitado por un grupo de gente con un sólo acto en mente. Martes tranquilo. La ciudad parece no dar sorpresas esta vez, el flujo es normal; un día cualquiera. Una excelente oportunidad para presenciar a una banda que recientemente dio uno de los shows más importantes de su carrera en Coachella.

El dúo conformado por Sarah Barthel y Josh Carter ha pasado de ser un proyecto trip hop indie, a un acto pop listo para los grandes festivales. De a poco, y con la salida de su último álbum Three, la palabra “emergente” les ha quedado pequeña. Han conquistando más territorio y mejor público.

Han pasado apenas dos años de la actuación de los neoyorquinos en el Festival NRMAL y, el ver cómo El Plaza Condesa comienza a recibir a seguidores con playeras de la banda, hace parecer que ha sido más tiempo. En el escenario, una chica con el cabello teñido de naranja oscuro se instala al lado de tres músicos que pasan de los 30 años. Yo Camaleón comienza a recibir a la concurrencia con un obscuro pop rock. La presentación –por momentos titubeante– de los capitalinos satisfizo a los asistentes; algunos movían la cabeza, mientras otros aprovechaban para echarse una platicadita.

Claramente, el deseo por ver a Phantogram superaba cualquier otro suceso. A las 21:30 H, tempranito y en punto, los estelares comenzaron su set. Hay que reconocerlo, aunque no se trajeron el show de Coachella, la producción no dejó qué desear. El vibe comenzó tranquilo y realmente en todo el set no llegó a subir de forma considerable. “You’re Mine” y “Same Old Blues” (del último larga duración), inauguraron la presentación.

 

Aunque no es la primera, ni la segunda vez que visitan nuestro país, el dúo no se veía como antes. La nueva faceta del proyecto es evidente. Una rubia Sarah Barthel demuestra que no tiene miedo de ser la frontgirl de una banda de talla mundial; demostró flexibilidad no sólo en los tonos vocales que alcanza, sino en su presencia en el escenario. Por su parte, Josh Carter también se muestra desenvuelto, saltó de un lado a otro. La ejecución conjunta es impecable.

El show fue de textbook, nada salió mal; pero, tampoco hubo muchas sorpresas. El setlist estuvo plagado de canciones de la nueva placa, “Run Run Blood”, “Answer” y “Calling All”. También hubo algunas intervenciones del Voices (2014). La sobresaliente actuación en “Fall In Love” hizo ojitos a los no tan fans, quienes reconocieron el track.

Ver a Phantogram la noche de ayer en El Plaza, fue ver a una banda distinta de la que se presentó hace un par de años en la ciudad. El dúo sabe bien lo que hace y está respaldado, no sólo por una producción superior, sino por una mayor cantidad de seguidores. Un fanbase que seguirá creciendo, convirtiendo al proyecto en un fenómeno mainstream a punto de estallar.

No es una revista, es un movimiento.