Favoritos

Haz click en la banderilla para guardar artículos en tus favoritos, ingresa con tu cuenta de Facebook o Twitter y accede a esta funcionalidad.

136062
Nightwish en la Arena Ciudad de México

Nightwish en la Arena Ciudad de México

Germán
García para Dilemma Entertainment

08/Oct/2018

Detalles

Organización

Producción

Ambiente

Lugar

Arena Ciudad de México

Artista(s)

Foto Germán García para Dilemma Entertainment

Un viaje único a través de dos décadas y tres facetas entrañables.

El regreso a México de una de las bandas más representativas del metal sinfónico a nivel mundial representó un nostálgico viaje a través de dos décadas de carrera. Un concierto único que a más de uno trajo recuerdos, no solo de la banda sino de vivencias propias.

En medio de una atmósfera conformada por sentimientos encontrados, los instrumentos de viento de Troy Donockley y la cerveza cara, los asistentes pudimos presenciar un show único en el que la agrupación recapitula en vivo grandes momentos de la trayectoria de Nightwish en apoyo a su séptimo álbum recopilatorio que también da nombre a la gira mundial Decades.

El concierto comenzó antes de las 20:00 H., a muchos impresionaba el hecho de que la banda ahora estuviera en un recinto tan grande como lo es la Arena Ciudad de México, desde ese hecho el evento prometía una experiencia digna de una celebración.

El primero en salir al escenario fue Troy interpretando una versión dulce e instrumental de “Swanheart”, el público mostró su emoción con gritos y aplausos a medida que el artista salía de la oscuridad y en la pantalla principal del escenario parecía abrirse una especie de caja conformada por mil engranes acompañados por la emblemática portada del álbum Oceanborn, un momento por demás emotivo que drásticamente se convirtió en euforia cuando inmediatamente después de esa introducción apareció la banda rompiendo la calma con los poderosos riffs de guitarras de “Dark Chest of Wonders”, un inició bastante sorpresivo ya que habitualmente el tour no comienza con esa canción.

Un sonido impecable en cada uno de los instrumentos y la perfecta interpretación vocal de Floor Jansen continuaron con “Wish I Had An Angel”, que junto a "Nemo", fue una de las canciones más coreadas de la noche.

Ciertamente el concierto fluyó con las reminiscencias del sonido folk característico de su reciente álbum de estudio Endless Forms Most Beautiful, pero ahora implementado en las canciones que posicionaron a la agrupación como uno de los grandes pilares del metal sinfónico.

Canciones como “10th Man Down”, “Come Cover Me”,  “Gethsemane”, “The Kinslayer” y “The Carpenter” fueron las encargadas de evocar los sentimientos de nostalgia en la parte del público que hasta la fecha se declara severamente “fan de Nightwish en la época de Tarja Turunen”.

Otra de las grandes sorpresas del show fue la interpretación de “Amaranth” al estilo de Floor Jansen, quien con una presencia inigualable en el escenario demostró, en cada una de las canciones del setlist, estar a la altura de la evolución de Nightwish.   

“ElvenPath” y “Sacrament of Wilderness” se hicieron presentes para darle a la noche un toque de power metal ambientado con un invierno azul y un lobo gigante en la pantalla principal.

“The Greatest Show On Earth” fue la encargada de anticipar el final del concierto, la canción más larga del show y de la historia de la banda en general, la cual expresa la teoría de la evolución de Charles Darwin y el paso del hombre por la tierra. Casi al final de la canción, el público coreaba con fuerza a la par de Floor “We Where Here”, uno de los grandes lemas del álbum Endless Forms Most Beautiful.

El final de la noche llegó con una de las canciones más esperadas del público, “Ghost Love Score” la cual, acompañada de una armonía perfecta entre el sonido del metal y las orquestaciones creadas por el maestro Tuomas Holopainen, fue la encargada de hacer salir las lágrimas en uno que otro de los asistentes.

Aunque a más de uno nos dejó con ganas de más, el concierto fue impecable desde la organización hasta el sonido. Una presentación que, debido a la evolución de la banda, difícilmente volverá a reunir todas las facetas de Nightwish en una sola noche.

 

REDACCIÓN:

Armando
Quiterio

FOTO:

Germán
García para Dilemma Entertainment

No es una revista, es un movimiento.