26586
Michael Schenker & Uli Jon Roth: Rock & Roll hecho a mano

Michael Schenker & Uli Jon Roth: Rock & Roll hecho a mano

Diego
Figueroa @halofive

15/Jun/2013

Detalles

Apoteósica noche de hard rock en el Salón José Cuervo, que con casi cuatro horas de duración, dejó a todos los asistentes a esta nostálgica velada más que satisfechos y con los tímpanos ensangrentados: Michael Schenker y como invitado estelar Uli Jon Roth, quienes revivieron pasajes clave en las carreras de ambos dentro de la monstruosa e imponente banda alemana Scorpions.

El encargado de iniciar el recital fue, con un ligero retraso, Uli Jon Roth, quien arribó al escenario con toda la esencia e imagen que lo convertido en un icono tanto como músico, como perteneciente a una época determinada del rock: barba y cabello largo con una mascada sobre la frente.

Con lo mejor de su catálogo a lado de Scorpions, curado especialmente para esa noche, dejó sonar varios temas que la misma banda ha descartado por años y que algunos consideran lo mejor y más puro de su carrera: “All Night Long”, “Dark Lady”, “Polar Nights” y “Sun in My Hands” sonaron pesadas, tan ensordecedoras que no solo se tuvo que reemplazar un amplificador que se voló, sino que por un momento sembraron la duda de quién realmente debió ser el estelar de la velada.

Por fin, con caras familiares para los adeptos, y sobre todo señaladas como parte de la alineación clásica, Michael Schenker subió al escenario acompañado en el bajo por Francis Bucholz y en la batería Herman Rarebell, quienes, apelando a la razón de su presencia, arrancaron con "Lovedrive" del álbum de mismo nombre y que en algún momento le valió su primer venta platino a Scorpions. Siguieron como locomotora, “Another Piece of Meat” y “Assault And Attack”, que desataron la euforia entre el publico que en dosis similar, recibió su porción de los clásicos de la mano de Schenker, provenientes de su laureada y por igual titánica banda UFO: “Rock My Nights Away” y “Attack of the Mad Axeman”.

Acto seguido, el mismo Uli Jon Roth reapareció sobre el entarimado para dar inicio a la reunión oficial que tanto se anunciaba. Ahora sí, con tres de los cinco integrantes que formaron parte del ya clásico álbum en vivo Tokyo Tapes, los llamados Ex-Scorpions interpretaron dos de los temas más aplaudidos y vitoreados durante toda la noche: “We’ll Burn the Sky” e “In Trance”, donde inevitablemente el guitarrista de barba y cabellera larga fue quien robó toda atención durante su breve presencia en el set de Schenker, al hacer de su guitarra un arma de asalto.

Sin perder oportunidad de probar su vigencia como compositor, Schenker interpretó dos temas completamente nuevos de su autoría en la voz de Doogie White y los teclados de Wayne Findlay, actuales miembros de The Michael Schenker Group: “Horizons” y “Before the Devil Knows You’re Dead”, el primero aún sin ser lanzado oficialmente, y el segundo un tributo a Ronnie James Dio incluído en su álbum pasado.

Una vez acabada esta parte del show, la desenfrenada y épica rendición a las glorias del currículo de Schenker continuó con temas como "Shoot Shoot", "Too Hot To Handle" y "Lights Out", todas y cada una cubiertas en aplausos y cabelleras al aire; inclusive cervezas voladoras y esporádicos brincos en la audiencia.

Con una sonrisa de oreja a oreja, y regalando todas las poses y movimientos que lo han hecho un icono de la guitarra, Michael Schenker y compañía regresaron no una sino dos veces más al escenario para interpretar las obvias y a la vez esperadas canciones que sí bien ninguno de los presentes estuvo involucrado en su composición, son básicas y obligadas cuando se trata Scorpions: “Rock You Like A Hurricane” y “Black Out”, que fueron alternadas con dos clásicos de UFO que de igual manera, son básicas y esenciales en su repertorio: “Rock Bottom” y “Doctor, Doctor”.

La presentación llegó a su fin con las tradicionales reverencias, donde la banda y todo un legado musical se despidieron del Salón JoséCuervo, aventando plumillas, baquetas y sobre todo, agradeciendo por mantener viva la llama de una serie de canciones que han probado soportar las pruebas del tiempo y la edad; temas que ahora son clásicos y parte de un cancionero básico en el rock, demostrando ser vigentes y aun ser capaces de reventar amplificadores y dejar sordos a más de uno. “Rock and Roll hecho a mano” diría Schenker.

{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}

REDACCIÓN:


Editorial

FOTO:

Diego
Figueroa @halofive