Favoritos

Haz click en la banderilla para guardar artículos en tus favoritos, ingresa con tu cuenta de Facebook o Twitter y accede a esta funcionalidad.

157281
Hot Chip en Guadalajara

Hot Chip en Guadalajara

Héctor
Navarro

02/Nov/2019

Detalles

Organización

Producción

Ambiente

Artista(s)

Hot Chip: una noche entre espíritus eléctricos.

En la víspera de Día de Muertos llegó Hot Chip para hacer bailar a los vivos y los difuntos. Pintados de esqueletos neón, salieron después de una buena espera, (y una buena fila para las bebidas), abriendo con una versión experimental, casi improvisada de "Huarache Lights", misma que poco a poco fue construyendo el ambiente, repleto de personajes extravagantes y personalidades de la cara más indie de Guadalajara, muy acorde con el contexto tan underground de tocar en un salón de eventos en el centro, que tenía más pinta de venue para Quinceañera que para concierto, pero con el twist de un trabajo excelente de luces y sonido que en conjunto con los beats electrizantes en tonos policromo de A Bath Full of Ecstasy, la más reciente entrega de la agrupación británica, nos transportaba a una fiesta rave de los 80.

Cada canción se extendía después de grandiosas improvisaciones y transiciones sin pausas, así los músicos se ganaban rápidamente la confianza de la audiencia, que pasada una hora estaba ya en completo éxtasis; al pico de la noche suena "Over And Over", que con su repetición hipnótica y riff absorbente, no preparó para "Spell", vibrante, catártica, “like a spell you are under, like a spell you are under…” una y otra vez entre saltos e imparable movimiento.

Por momentos, Alexis Taylor, Joe Goddard, Owen Clarke, Felix Martin y Al Doyle cobraban tonalidades azules, verdes y rojas mientras ellos, al igual que su audiencia, bailaban sin parar; se podía sentir verdaderamente el disfrute de la banda, que ya avanzado el show, retiró sorpresivamente sus habituales trajes blancos manchados de color a manera de tie dye y revelaron disfraces de esqueletos fosforescentes, una imagen muy surreal de calaveras anaranjadas con synth pop de fondo, casi como en la canción: “Cuando el reloj marca las cinco, las calaveras dan vueltas y brincos, chúmbala, cachúmbala, cachúmbala…”.

La noche siguió eléctrica y vibrante, el encore incluyó "Need You Now" y "Clear Blue Skies" y para cerrar muy fuerte con algo más clásico, se despidieron con "I Feel Better", de su joya del 2010, One Life Stand, que muy adecuada a la festividad nos recordaba: “nothing is wasted and life is worth living (…)”.

Una noche surreal, vibrante y neón, entre vivos y muertos, todos unidos en éxtasis y movimiento.

FOTO:

Héctor
Navarro

No es una revista, es un movimiento.