45053
Avenged Sevenfold: La batuta ha sido tomada

Avenged Sevenfold: La batuta ha sido tomada

Ian
Rodríguez @IanRS_

26/Mar/2014

Detalles

Está más que comprobado. Basta con que la lluvia se haga presente en la ciudad para que todo se aturda y el orden natural de las cosas se disloque, nulifique y desaparezca. El inesperado aguacero ocurrido la tarde de ayer provocó un irremediable caos vial que no sólo afectó a los fans que buscaban arribar al Palacio de los Deportes, sino inclusive a los propios Avenged Sevenfold, banda que se presentó el día de ayer en el “Domo de Cobre”.

Con un retraso de media hora, los originarios de Huntington Beach, California, subieron al escenario para iniciar el concierto de la gira promocional de Hail to the King, sexto álbum de la banda. “Shepherd of Fire” fue la elegida para iniciar un show cuya calidad se dividió a partes iguales entre las habilidades de cada uno de los miembros y la producción utilizada para acompañar cada pieza, y en la cual el fuego ocupó un rol protagonista.

Siguieron “Critical Acclaim” con cada una de sus partes bien ejecutadas: la voz de M. Shadows en las partes claras, gritadas e incluso en aquellas en las que parece sólo hablar sin ningún tipo de entonación; Synyster Gates con un solo inspiradísimo en el clímax de la canción y Arin Ilejay tras la batería y con doble bombo que llena muy bien el espacio dejado tras la muerte de The Rev.

Poco a poco sonaron las piezas más emblemáticas del grupo en un recorrido en el que sólo estuvieron ausenten los tracks de su álbum debut titulado Sounding the Seventh Trumpet. “Chapter Four”, “Buried Alive”, “Afterlife”, “Nightmare”, “Almost Easy” y “Unholy Confessions”, con la que el grupo se despidió solo para regresar e interpretar un encore compuesto por “Bat Country” y “A Little Piece of Heaven”.

El grupo tiene bien dominado cada uno de sus instrumentos, y M. Shadows maneja su voz con plena libertad, jugando entre los tonos graves y las inflexiones suaves y claras. Su pose es de rockstar sobre el escenario, pero todo es parte del juego. Sin duda esta ha sido su mejor presentación de las que han hecho en la ciudad, y aunque puede que el fuego y la pirotecnia apantallen en un primer vistazo, la actitud y desempeño son notables.

A pesar de contar con  más de 10 años de carrera, Avenged Sevenfold aún pertenece a esa nueva camada de bandas de heavy metal (o de hard rock, metalcore, deathcore o como se les desee catalogar) que han conseguido tomar la batuta de los grandes, y no cabe duda que han sabido desarrollar un buen proceso de crecimiento. Por un lado es visible la calidad mostrada con cada una de las producciones que lanzan (Hail to the King es una gran salto cualitativo), pero por otro el desempeño en vivo es impresionante y cualquier duda que pudiera existir al respecto fue despejada ayer por la noche.

{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}

REDACCIÓN:


Editorial

FOTO:

Ian
Rodríguez @IanRS_

No es una revista, es un movimiento.