104924
Arca y Total Freedom en el Foro Monster

Arca y Total Freedom en el Foro Monster

Sharon
Lugo

15/Ene/2017

Detalles

Organización

Producción

Ambiente

Artista(s)

La llegada de Arca a la CDMX se vivió de manera brutal.

¿Hype o gusto real? Nos hicimos esta pregunta cuando fue anunciado de manera repentina, un show de Arca en la Ciudad de México y varias personas comenzaron a expresar que no podían faltar pues sería un evento memorable. Hace algunas semanas, tuvimos la oportunidad de verlo en vivo como parte de nuestra cobertura del Day for Night en Houston, Texas, donde Alejandro Ghersi –su nombre real–, fue el acto encargado de cerrar el festival que también tuvo entre sus filas a Björk Digital, Mykki Blanco, Matmos, Run The Jewels y más. Ese día nos conquistó. Su DJ set fue una locura en la que pasábamos de ritmos densos a clásicos de Selena y Oscar de León.

En el Day for Night, la ventaja de tener visuales detrás de él, le dio un impacto mayor, que desafortunadamente anoche en el Foro Monster, faltó para completar la experiencia. Tal vez sí fue hype, o tal vez no, pero alrededor de 500 personas se dieron cita en el recinto ubicado en la Colonia Doctores, para transformarse en dueños de la pista de baile. Con Arca, venía un camarada de nombre Total Freedom. Ambos eran el plato fuerte del menú, que como entrada, contó con la participación de ZutZut, parte del roster del sello NAAFI; así como de la DJ y productora Debit.

La bodega, amplia y con un ambiente underground, fue ideal para recibir al venezolano. Eso sí, el sonido dejó mucho que desear. En la tarima, una reja separaba a los fans del artista. Colocados hasta adelante para no perder detalle del performance de Alejandro, esperamos un considerable tiempo para lograr verlo en acción. Pasada la una y media de la mañana, Arca se unió con Total Freedom en un set que desató la locura. Los asistentes, en su mayoría comunidad LGBTTI, estaban como peces en el agua.

Lo cierto es que, a pesar de la popularidad que generó el show, no quedamos tan complacidos como lo estuvimos en la anterior ocasión. Sí, el DJ set arrojó temazos que funcionaron perfecto para el dancefloor; sin embargo, igual nos faltó ese extra. En esa unión musical y experimental entre Alejandro y Total Freedom, ambos regalaron lo mejor de su catálogo para armar una verdadera fiesta con reggaetón, pop, cumbia, techno y básicamente muchísimos cambios bruscos entre géneros. Las cervezas corrían por las gargantas de las bestias hambrientas que asistieron en busca de caos musical, vestidas de negro, con perforaciones en la nariz, y algunos estrafalarios atuendos.

Alejandro, vestido con una peluca larguísima y color rosa, además de sus características prendas femeninas, nuevamente nos mostró ese monumental cuerpo que tiene y le encanta exhibir. Es un gozo verlo tocar. Lo disfruta. Baila. Pone lo que se le da la gana (por ahí sonaron temas de Selena, Britney Spears, "Llorona" y "Puta"), y eso nos encanta. Su fuerza y decisión transmite, contagia y te hace querer más y más.

Cerca de dos horas duró este bestial ritual que acabó hasta que corrieron a la gente por ahí de las cuatro y media de la mañana, y en el que las transformistas fueron reinas de la noche. Si bien la producción del show pudo estar mucho mejor, el ambiente general fue coherente con el acto del productor de Björk. Crudo, sería la definición que le pondríamos al espectáculo.

REDACCIÓN:

Cyn
Salazar

FOTO:

Sharon
Lugo

No es una revista, es un movimiento.