58250
PLAY 2: Del infierno a la fiesta

PLAY 2: Del infierno a la fiesta

Pablo
Navarrete @pabnavarrete

23/Oct/2014

Round 2 en el Foro Indie Rocks! para el ciclo de propuestas nacionales de MUTEK México. En esta ocasión, se contó con cuatro exponentes, cada uno más distinto que el otro, que si bien dejaron con la boca abierta a la gran mayoría, los motivos de esto fueron buenos tanto malos.

fiesta

Pasada media hora después de las 9, el ciclo bautizado como TECHNOQUINESIS inició con el tapatío Schez, a quién algunos conocieron cuando fue invitado a tocar al lado del danés Rumpistol meses atrás. Si bien el proyecto lleva pocos conciertos públicos en lo que va del año (y su carrera), el público recibió su lenta y contemplativa propuesta como una grata sorpresa, situación que no se podría afirmar del siguiente en tomar la consola: la capitalina Smurphy.

Quienes tuvimos oportunidad de verla cuando solía llamarse DJ Smurphy la recordábamos como una mezcla bastante disparatada de ritmos que apelaban a un grotesco pero bailable kitsch. Al enterarnos de su participación en MUTEK, tuvimos dubitativas en cuanto a la validez de este proyecto dentro del elenco, que tras su presentación dejó claro que hubiera encajado mejor en Raymondstock o en el WAMF, ya que entre sampleos de risas, ritmos tripoco-chill-wave mal mezclados y una especie de collage, algunos comenzaron a aplaudir, conectando con la inverosímil propuesta. "No te lo tomes tan en serio, está chido el desmadre", decían, mientras otros preferían salir por aire al patio.

Pasado el micro-infierno de Smurphy, el momento que muchos esperaban llegó al ver la silueta de Pepe Mogt (A.K.A. Fussible, A.K.A. Latinsizer) detrás de un complejo sistema análogo que retumbó el Foro como pocos lo han hecho. Era de esperarse que alguien con la trayectoria de Pepe, que inició su carrera en el grupo de electro-punk Artefakto a finales de los 80, diera cátedra de electrónica nacional.

Bocas abiertas y seriedad total con su set, que al terminar y escucharse una ovación al unísono dio paso para la primer presentación que se prestó al baile en lo que va del festival: Zombies in Miami.

Si bien después de verlos en el Boiler Room y posteriormente la Noche Electrónica Alemana-Mexicana, dos importantes eventos de electrónica que sucedieron en menos de una semana, es grato aún ver a los jóvenes capitalinos, ya que saben lo que hacen y conectan inmediatamente con el público.

REDACCIÓN:

Cyn
Salazar

FOTO:

Pablo
Navarrete @pabnavarrete

No es una revista, es un movimiento.