Favoritos

Haz click en la banderilla para guardar artículos en tus favoritos, ingresa con tu cuenta de Facebook o Twitter y accede a esta funcionalidad.

44359
Noche de Electrónica Apocalíptica #Aural2014

Noche de Electrónica Apocalíptica #Aural2014

Aurélien
Perriaud @AurelienFoto

20/Mar/2014

Un encuentro con lo extraño, lo hipnotizante y por momentos parecía que con lo sobrenatural, fue lo que asistentes a la antepenúltima noche del Festival Aural pudieron presenciar.

El Ex Teresa Arte Actual en el Centro Histórico fue la sede para una noche de “electrónica experimental”, recinto tremendamente ad-hoc para el aura que cimbraba los pilares del ex-convento donde por un segundo me preocupé por la integridad del antiquísimo edificio, pero me imagino que sabrán lo que están haciendo.

Los artistas alemanes Thomas KönerFlorian Hecker y Rashad Becker junto con el norteamericano Keith Fullerton Whitman presentaron sus proyectos ante un público que, para ser un concierto, guardaba un silencio sepulcral por respeto.

La iluminación era mínima y para el set de Köner fue prácticamente nula, lo que maximizaba el ambiente ominoso de la presentación mientras el salón se llenaba con clicks, pops, rechinidos y sonidos varios que parecían emanar de los últimos círculos del infierno (descripción más cercana: Satanás golpeando el techo del convento) o de los más lejanos confines del cosmos, allá donde se encuentra “la verdad” (alguien abriendo el cierre del universo es lo que creo escuché por ahí).

No todos los asistentes estaban impresionados y algunos platicaban quedito o deambulaban por ahí con su celular. En la escasa iluminación y envuelto por el ataque sonoro, juraba que los clicks, pops y rechinidos musicalizaban a los inquietos (no andaba de trip, por cierto). No es un aura electrónico experimental para escuchar en los audífonos, es una experiencia que incluye ambiente, público, iluminación y recinto más un sonido completamente surround de poca-madre. Mi pasatiempo favorito en tres horas de experimentación con herramientas digitales era voltear arriba a la bóveda del Ex Teresa (lo único que permanecía iluminado) y observar a los ángeles.

El set de Hecker incluyó el acompañamiento visual de una proyección que sólo puede ser descrita como un lento y tétrico viaje en metro para acabar en un fantasmagórico lugar donde parece que espectros van y vienen. El set del ingeniero en computación lingüística, que estudia el concepto de singularidad en su arte, fue probablemente el más abstracto y eso es decir bastante para un grupo de proyectos que no incorporan ritmos ni melodías. Con la excepción del set de Fullerton Whitman, en el que me sorprendí a mi mismo golpeando el piso con el pie en lo que pudo haber sido un asomo de ritmo.

El Festival Aural estará dos días más por si desean experimentar de cerca singulares encuentros sonoros en persona; si asisten el próximo año es recomendable la noche de electrónica experimental. 

{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}

REDACCIÓN:

Iván
Lechuga

FOTO:

Aurélien
Perriaud @AurelienFoto

No es una revista, es un movimiento.