37824
Jazzbook.3 - Enrique Nery: La música, viene, va y te rescata

Jazzbook.3 - Enrique Nery: La música, viene, va y te rescata

Viridiana
Lazarini @vir_y

18/Nov/2013

"La tolerancia, la multiculturalidad y la expresión en su forma más pura de libertad, son máximas que un género tan vasto como el jazz toma para evocar emociones que solamente la soledad de un piano y las manos de un músico pueden retratar".

El pasar del tiempo, la experiencia, las cinco décadas dedicadas a la música, los momentos difíciles, las victorias, las memorias y el amor al arte se perciben en la encorvada figura de Enrique Nery, uno de los compositores y arreglistas más respetados de nuestro país.

Como un auténtico bohemio sin pretensiones: boina, sudadera gris, guantes, chancletas; y con una elocuencia y lucidez que hizo notar inmediatamente, el maestro Nery salió ante un atiborrado Antiguo Palacio del Arzobispado para ofrecer un recital como parte del festival, Jazzbook.3, con el piano como el instrumento a homenajear en esta edición.

Su elocuencia para contar las historias y semblanzas en cada uno de los temas que interpretó, sirvieron de puente para escuchar piezas muy personales del músico como “Campanitas”, “una composición de carácter infantil”, escrita para su hija que más tarde, acompañaría en voz a su padre con un tema inspirado en un libro de Mario Vargas Llosa.

Con bellos arreglos en el piano, la figura encorvada del maestro se conmovía al interpretar una serie de tributos a temas de compositores mexicanos e internacionales que han dejado huella en la música como “La feria de las flores” de Chucho Monge, un medley de “un verdadero genio”, Michel Legrand, “Soñé” del “mejor compositor que ha tenido este país”, Mario Ruiz Armengol y una versión con unos bellos arreglos evocadores y melancólicos a “Sin Un Amor” de Los Panchos precedida del interesante relato sobre la creación del legendario tema entre Chucho Navarro y Alfredo Gil.

Su amor por el jazz, el arte de las melodías, las notas, la experimentación y los arreglos es más que notable: “la música, viene, va y te rescata” comenta el maestro antes de interpretar una composición propia que sirvió de proceso curativo ante un periodo difícil en su vida.

“En vivo es donde se puede ver la expresión definitiva de una pieza y de un artista”. Las lecciones del maestro continúan y la mayoría de los alumnos escuchan detalladamente en una tarde que ya había cedido ante la oscuridad de la noche y que sirvió de espacio para escuchar otra composición de Nery que se transformó en un medley que abarcó arreglos exquisitos a “Cielito lindo” y “La marcha de Zacatecas”.

Después de la ovación de pie que recibió el maestro en un recinto donde los arcos coloniales y globos gigantes que colgaban del techo sirvieron testigos, una versión emblemática de la legendaria “Autumn Leaves” fue la encargada de cerrar la noche.

Al final, la encorvada figura se retiró y el piano Yamaha quedó abandonado y a la espera de que alguien más lo tome para poder volver a evocar ese choque de emociones que sólo la autonomía y libertad del jazz puede ofrecer. Enrique Nery nos recordó una vez más que “la música, viene, va y te rescata”.

REDACCIÓN:


Editorial

FOTO:

Viridiana
Lazarini @vir_y

No es una revista, es un movimiento.