86433
Guía OCA, segundo aniversario: Technicolor Fabrics Sessions

Guía OCA, segundo aniversario: Technicolor Fabrics Sessions

Yolotzin
Bravo

25/Ene/2016

De música y amigos: dos años de recomendar de OCA en boca

La Ciudad de México, caótica y entrañable a la vez (la que cuatro días atrás aún era Distrito Federal),  la que atrapa en su tráfico verdugo, el delirio de los conductores. Son las 8:50 a.m. y el equipo de la Guía OCA me está esperando para partir hacia la ciudad de Puebla en el Ebus donde también viajará Technicolor Fabrics, la banda invitada a la primer OCA + Uber Live Sessions, que conmemora el segundo aniversario de la revista poblana. Recibo una llamada de Ilse, el autobús está a punto de salir, no pueden esperarme más. Los nervios ni un milagro haría que en diez minutos llegue a Antara Polanco estando en Calzada Vallejo. Ya no se puede hacer nada, se han ido.

De pronto, me vuelvo cliente de la ira y la desesperación. Se me bloqueó el raciocinio, tengo que buscar una solución: piensa Marco, no los puedes defraudar. No hay tiempo que perder, mi nuevo destino es la central de autobuses TAPO en San Lázaro. En cuestión 45 minutos me encontraba esperando mi camión en la terminal, como en la canción de El Tri. La buena suerte que me había abandonado decidió aparecer. A las 10:00 a.m. ya estaba en camino a Puebla. Al parecer, mi retraso no es tan grave, y si no hay más contratiempos estaré muy pronto en mi destino. Me pongo mis audífonos e inclino mi asiento.

Sándwich, carretera, el nuevo single de Love Of Lesbian, el volcán Popocatépetl: el camino es tranquilo. Ansioso por llegar, por un momento olvidé de los obstáculos que tuve que superar para poder estar ahí. Poco antes de las 12:00 p.m. pude ver a través del parabrisas que estábamos por entrar a la central de camiones de Puebla. El momento había llegado: a bajar maletas y a buscar un taxi. De inmediato me di cuenta de la amabilidad de la gente al preguntar cuál podría ser mi mejor opción para llegar al Hotel Royalty en el Centro Histórico. Me explicaron las diferencias de tarifa entre los taxis negros y amarillos.

Ya a bordo, emprendo mi viaje hacia el Centro. Un tramo bastante corto bastó para darme cuenta de que no hay mucha diferencia entre el Centro de la capital de la República y el de Puebla, el tráfico de nuevo volvía a hacer de las suyas y demoraba mi trayecto. Diez minutos antes de la una de la tarde llego al hotel. Me recibe, imponente, la Catedral de la ciudad.

Es momento de empezar a trabajar. Por fin me encuentro con el equipo de OCA. El primero en recibirme es Arturo Loría, editor de la guía especializada en ocio, cultura y arte, muy amable y entusiasta. Es también conocido como Velvet Boy en su faceta como DJ, y también participaría esa noche en OCA + Uber Live Sessions. Después de mostrarme las instalaciones y recordarme los horarios del evento, nos encontramos con Rodrigo López, director general de OCA, excelente anfitrión, amable y atento. 

Después de pactar los horarios de entrevista, me dispuse a regresar a mi habitación para desempacar. Aproveché para refrescarme un poco y detallar algunas preguntas. Dos de la tarde: momento de encontrarnos con Raúl (guitarra) y Juan Pablo (voces y guitarra) de Technicolor Fabrics, muy sencillos y relajados. Mantuvimos una charla bastante amena. Después, conversé con Rodrigo sobre el aniversario de OCA. Con excelente contenido, la rueda de prensa terminó. Es hora de romper filas por un rato para ir a comer y prepararse para el inicio de las sesiones.

Pechuga rellena de champiñones bañada en salsa de hoja santa, excelente platillo que disfruté de principio a fin. Nuestra hora de comida fue corta, nos dimos cuenta de que se nos hacía tarde para el evento. 5:30 pm marcaba mi reloj en medio de un hermoso atardecer mientras iba caminando por el antiguo pasaje del ayuntamiento. Nos esperaba una celebración sin precedentes, una reunión de amigos que expresan la satisfacción que obtienen haciendo una revista. Algo que empezó como un pasatiempo terminó como una forma de vida.

Una hora después, desde mi habitación escuché las primeras mezclas de Velvet Boy. Oficialmente, había comenzado la celebración por el segundo aniversario de la Guía OCA. Mi impresión al abrirse las puertas del elevador fue grande, ya que había gran cantidad de gente disfrutando de la fiesta. De inmediato, recibo una cerveza artesanal Osadía, uno de los patrocinadores de la sesión. Lucía me asigna una mesa al lado del escenario donde ya se estaba preparando Seasuns, banda local invitada al tiempo que Velvet Boy continuaba su DJ set.

Agradeciendo a los asistentes se inauguró la primera Oca + Uber Live Sessions, dando paso a Seasuns para los primeros guitarrazos. Atmosféricos y melódicos, sonaron canciones como “Lights”, “Astronomy” y “Last Worlds". Tras un pequeño intervalo, el escenario se preparaba para recibir a Technicolor Fabrics, mientras los meseros servían deliciosa comida a la audiencia.

En cuestión de minutos, la banda oriunda de Guadalajara ya tocaba temas de su más reciente entrega Bahía Santiago, como “Aviéntame” y “Fuma”, entre otros.  Con una vista espectacular de la Ciudad de las Iglesias, la noche se iba apropiando de nosotros y la música, en su más sincera expresión, alegraba a los asistentes: todos se divertían y gozaban como una gran familia. En medio del setlist de Technicolor Fabrics, Juan Pablo agradeció la invitación y reiteró la felicitación para Oca y para los organizadores.

Bastante enérgicos los chicos fueron concluyendo su participación. Sin embargo, la noche era joven y nos esperaban más momentos gratos. Otro pequeño set de Velvet Boy continuó la celebración. De Cindy Lauper a The Chemical Brothers, variada y divertida fue la parte final del dj set, y todos empezaron a desalojar la terraza del Hotel Royalty. Nos esperaba en la Avenida Reforma un Uber que nos llevaría a una fiesta secreta para los invitados a la sesión.

No demoré en bajar, el conductor ya me estaba esperando. A bordo del vehículo me puse a pensar que todo esfuerzo al final da frutos, así como Rodrigo y Arturo y todos sus colaboradores que le dan vida a una revista, porque la mejor información es “de oca en boca”, así como perder el autobús pero después llegar y entrevistar a una banda de rock. Muchos lo entenderán, es el dulce sabor de haber tenido un buen día. Es una sonrisa.

Ahora sólo puedo decir que lo hice por el rock, estoy a punto de llegar a mi destino, no puedo decirles cuál, es un secreto.

¡Feliz aniversario Oca!

REDACCIÓN:

Marco
Yirel Ruiz

FOTO:

Yolotzin
Bravo

No es una revista, es un movimiento.