66780
Día 3: Sabrosura hispanomericana

Día 3: Sabrosura hispanomericana

El 21 de Marzo, precisamente durante el equinoccio de primavera, llegamos al parque Takeilhtukut para un nuevo día de actividades en el Cumbre Tajín 2015. El tráfico de carros en la carretera, y de personas ya dentro del parque (el día más vendido del festival), nos motivó a resguardarnos por un rato en la muestra de cine que es parte del evento, parte de ella cortesía de Ambulante, con un buen número de proyectos siguiendo la temática del evento en tratar de informar al público sobre las comunidades indígenas latinoamericanas.

Empire

Saliendo de las funciones, corrimos entre el tumulto de gente para entrevistar a uno de los artistas que se presentaban en la noche. En su camerino nos recibió el exóticamente ataviado Luke Steele de Empire Of The Sun, no pude contenerme en preguntarle: “¿Tan temprano?”. Charlamos a gusto con el australiano sobre sus inspiraciones, el hambre artístico que se va perdiendo con la juventud; me comentaba Steele: “Quiero recuperar esa inquietud, ese hambre que tenía a los diecisiete años, en eso ando”, increíblemente y totalmente en contra de su género, se declara mega fan de Bob Dylan gracias a su padre.

Pasamos a presenciar en uno de los pequeños espacios culturales que ofrece el Tajín, una presentación de danza tradicional japonesa, al más puro estilo kabuki, y maquillado de una manera muy dramática, un artista bailaba con su maniquí empelucado, hasta que para la sorpresa de todos, resultó ser una mujer de verdad. Algo sacados de onda mejor volvimos nuevamente al Nicho Musical para presenciar al grupazo de Jalapa, Guacamole, una pequeña bandita regional pero con un gran sonido que fusiona el hip-hop con el funk.

Acto seguido subió al escenario La Mala Rodríguez que traía todo el flow latinoamericano. Con su característica manera desenfadada de aventar las rimas, prendió como pocos en el Tajín, regalándole al público versiones bien encendidas de “Nene” y “Caja De Madera”, entre otras, antes de que muy a su estilo decidiera que había sido suficiente y se fuera sin despedirse, sin lugar a dudas parte del charm de esta altísima rapera española.

Andrea Echeverri y sus Aterciopelados son un poco más amigables con su público, y aventaron unos frisbees de regalo después de interpretar clásicos como “Bolero Falaz”, “Baracunata” y “Florecita Rockera”, la nostalgia noventera estaba en su punto máximo que hasta parecía que en cualquier momento se trepaba Ruth Infarinato a presentar la siguiente canción. Pero llegó en su lugar nuestro amigo Luke Steele de Empire Of The Sun, en conjunto con sus bailarines para hacer entrega de un set cargado de energía y de interpretaciones como “Walking On A Dream” que lo hacen a uno olvidarse de Wiz Khalifa.

Finalmente, y a manera de recomendación personal, si tienes un espacio en tu corazón para un rapero de Seattle con sangre irlandesa, espero acojas el trabajo de Macklemore con Ryan Lewis. Completamente entregado y hasta llorando, el Mac se mostró completamente extasiado en su primera presentación en México.

Había llegado a su final un día más en el Tajín repleto de cultura, música y aprendizaje.

No es una revista, es un movimiento.