69693
Ceremonia 2015: Joven, salvaje y libre

Ceremonia 2015: Joven, salvaje y libre

Armando
Saldaña Torres

Sábado en la carretera. El destino no es lejano, pero requiere tiempo. Ceremonia ha existido desde apenas dos años, pareciera que llegó en el momento adecuado. Los oídos de los capitalinos, toluqueños y demás que llegan al festival ya están preparados para esta oferta, ya entienden lo que son los festivales con actos internacionales como principal banquete.

joven

En su tercera edición apostaron por mantener el perfil que asumieron el año pasado. Tras una rápida evolución, el festival fue pionero en traer actos hip-hop, y este año llegó con una propuesta aún más solida. El Foro Pegaso está a unas dos horas del DF, desde 2013, Ceremonia se alojó en este espacio amplio para instalar su montaje. La gente comenzó a llegar en su mayoría a partir de las 4.

Desde temprano se escucharon los beats de El Triple Filtro y las guitarras de los españoles de Los Nastys, que tuvieron como invitado en el escenario al cantante folk de Chihuahua, Dromedarios Mágicos. La concurrencia para los primeros actos fue poca debido a que muchos asistentes aún estaban en camino, lo que provocó que la gente perdiera detalle de actos como Yoga Fire, rapero que su subió el año pasado en la presentación de A$AP Ferg.

Al escenario Corona llegó el poder puertorriqueño, Füete Billëte, que a juzgar por la respuesta del público, era el primer acto esperado. MC Pepper Kilo y Don Severo comenzaron las rimas y canciones como “Bien Guillao” o “Hasta el Piso”. El baile comenzó y dio paso al siguiente acto fuerte, de los últimos anunciados del cartel: Kali Uchis.

Los asistentes corrieron al escenario Off The Wall para ver con sus propios ojos a la compositora y cantante colombiana, misma que ha estado muy ocupada este año con el lanzamiento de su EP Por Vida, que cuenta con la producción de Tyler The Creator, Diplo, entre otros. Kali puso el ambiente con “Lottery” y “You Know What I Want”.

Uno de los proyectos con mayor éxito en la electrónica independiente mexicana son The Wookies, quienes demostraron por qué cuando comenzó su set. Unos wookies muy distintos a los que comenzaron algunos años en fiestas privadas, mezclando sonidos antaños con sus éxitos y algunos remixes pusieron a la gente a bailar hasta que recibieron la ducha del día, el cielo se cayó en Ceremonia, bañando a la mayoría de la gente.

Muchos iban preparados con impermeable y hasta cambios de ropa (algunas optaron por cambiarse entre los pastos, dando show a unos cuantos afortunados), el frío llegó al festival y con ello la psicodelia de Melody’s Echo Chamber, misma que fue demasiado para algunos que comenzaron a desmayarse a mitad del set, por un temprano consumo de estupefacientes.

Melody y compañía abrieron con la esperada “I Follow You” para continuar con un set lleno de texturas y colores. La locura explotó con Pusha T en el Off The Wall, poniendo las manos en el aire con rolas como “Sweet Serenade” o la recién estrenada “Push It”. La noche caía, sentando el ánimo para las cabezas del festival.

El escenario recibió la experiencia de Chet Faker, acto que cautivó a propios y extraños, el productor musical fue acompañando el inicio de la noche con suaves ritmos que emocionaron a sus seguidores. El experimentado productor de Australia tocó los temas de su exitoso álbum debut Built On Glass que lo llevó a Coachella.

Ceremonia contó con 3 opciones para ese punto, en resumen: El escenario Corona recibía a Jungle y The Horrors tras varios minutos de retraso, en el Off The Wall no paró el gozadero con Daniel Avery, Art Department y Green Velvet, mientras que en el Camp Roswell se daba una clara muestra del underground mexicano de dance music con Andre VII y Zutzut.

Después de la 1am llegó Snoop Dog para reventar lo último de los asistentes, no faltaron “P. I. M. P.”, “Bring it On”, “California Gurls”, canción de Katy Perry en la que colabora, “2 of Amerikaz Most Wanted” y “Drop it Like It’s Hot”. Ceremonia fue un recinto de celebración al descontrol, con un sold-out, se perfila para consolidarse como uno de los grandes en el país.

 

No es una revista, es un movimiento.