72990
Catapulta 2015

Después de cuatro días con actividades y experiencias en la ciudad de Oaxaca terminó la tercera edición de Catapulta Fest.

Catapulta Fest es un festival de innovación social que deja claro que innovar es sinónimo de renovar y colaborar. También es un espacio donde convergen distintas tradiciones, nacionalidades, profesiones y culturas. A pesar de que el evento se realizó en un escenario creativo y cosmopolita como Oaxaca, es un evento con impacto global.

El evento culminó con un Festival de Música en la antigua estación de ferrocarril, ahora Museo Ferrocarril. Fue una experiencia impactante de música, fiesta y baile.

Todo comenzó con Buonamico's Band, un proyecto de “música callejera” del italiano, Marco Buonamico. Sus canciones describen historias con las cuales muchos de nosotros y sobretodo como mexicanos nos identificamos, critican al estado y la política, y narran todos esos sentimiento encontrados del ser humano.

Bocafloja, el proyecto de hip hop de Aldo Villegas, fue la siguiente experiencia. Bocafloja como siempre utilizando su música como retador y haciendo conciencia social y política.

Catapulta seguía, empezaba a caer el sol, y ahora el turno de Little Jesus que después de ya haber tocado en el Vive Latino y ahora en Catapulta no dejarán de crecer. Catapulta también es sinónimo de colaboración y en la escena musical lo vimos, Ximena Sariñana compartió el escenario con Little Jesus en su éxito “Norte”. COMPASS; un proyecto de Camilo Lara (IMS) y Toy Selectah fue el siguiente happening musical. COMPASS es un proyecto colaborativo entre ambos músicos que hizo vibrar y bailar a la ciudad de Oaxaca.

En segundo plano, mientras salía la siguiente banda. Se presentó “Disarm” un proyecto que el artista mexicano Pedro Reyes realizó en conjunto con COCOLAB. A pesar de que “Disarm” también fue presentado en Foro Catapulta en día antes, no dejó de sorprender con los instrumentos musicales elaborados con lo que fueron armas de fuego confiscadas por el Ejército mexicano. Disarm nos habla de la dualidad de las cosas y mostrando que siempre las cosas no serán utilizadas para lo que fueron creadas.

Ya era noche cuando Ximena Sariñana irrumpió el escenario para presentar sus temas incluyendo los de su nuevo álbum, “No Todo Lo Puedes Dar”. Insistiendo en la colaboración invitó a compartir escenario a Santiago de Little Jesus volviendo el escenario musical ahora un claro escenario colaborativo y de innovación musical para poner a cantar al público.

"El año pasado me invitaron a participar como ponente en este festival y me gustó mucho la experiencia. Hoy regreso, pero a cantar y agradezco mucho la oportunidad. Necesitamos más festivales así en México, ojalá todos se den el tiempo de disfrutarlos", expresó Sariñana.

El festival llegaba a su fin, pero empezaba el momento más esperado de la noche. Los Ángeles Azules en cuestión de segundos ya estaban animando y bailando para empezar la fiesta con todos los asistentes. "¿Quiénes bailan mejor, los hombres o las mujeres?, preguntó José Mejía para luego invitar a ocho mujeres y un hombre a subir al escenario a bailar y cumbear como en verdad se debe hacer.

A casi 40 años de la banda y presentando temas colaborativos de su último disco compartieron escenario con Camilo Lara, Jay de la Cueva (Moderatto) y la misma Ximena Sariñana para interpretar “Mis Sentimientos”.

Terminó la velada muy emotiva y dejando con ganas de la edición del próximo año incluyendo las cientos de personas que desde la calle, las azoteas o trepados en una barda observaron el festival desde la tarde. Innova, inspira y transforma.

No es una revista, es un movimiento.