186216
Diamondtown, un recorrido de dreamrock entre polos emocionales

Diamondtown, un recorrido de dreamrock entre polos emocionales

16/Jun/2021

La banda comparte "Hide".

El contraste es uno de los pilares sobre los que se sostiene cualquier obra, si bien su aplicación puede pasar desapercibida es al dar un paso atrás y poner atención a la totalidad donde nos damos cuenta del impacto que tiene sobre la marea de sensaciones que transmite. La contraposición de carácter en los instrumentos, los distintos matices a lo largo de una melodía o los mensajes cruzados entre música y letra son las pequeñas cosas que terminan por moldear una experiencia entera y Diamondtown lo ha sabido siempre.

Diamondtown (01)

KC Spidle, Evan Cardwell, Chris Thompson y Kate O’Neill forman a la banda en Nueva Escocia, Canadá. Iniciando como un proyecto de Spidle y Cardwell para refrescar el sonido de sus agrupaciones anteriores y terminando como una de las propuestas más interesantes de la escena emergente canadiense.

Diamondtown retoma el concepto happy/sad de bandas como The Cure o The Smiths y lo lleva a los terrenos cambiantes del dream rock. Guitarras ligeramente distorsionadas, baterías volátiles, sintetizadores que crecen en el estéreo y voces reverberantes que juguetean en la frontera de la psicodelia suave. Todo ello logra impregnar cada composición de texturas sabor shoegaze, dream pop y hasta post rock, recordándonos a bandas como Grizzly Bear o Yo La Tengo.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Diamondtown (@diamondtown.band)

Debutando en 2018 con el larga duración Life Goes On, la agrupación se ha mantenido activa con el lanzamiento de su EP de 2019 The Voice, seguido de Lost/Free al año siguiente, permitiéndoles madurar compositivamente hasta alcanzar el sonido pulido del que disfrutamos actualmente.

Así y recién firmados por el sello canadiense Label Obscura llega “Hide”, el nuevo lanzamiento de Diamondtown. Grabado entre la primer y segunda ola de covid 19, usando un arpegio a 12 cuerdas como core de la composición y apoyada por los tonos lilas y distorsiones presentes en el videoclip oficial dirigido por Cradwell, el nuevo track captura a la perfección el momento en el que se encuentra la banda.

No es una revista, es un movimiento.