60787
Ume Aoi y el Barco del Oriente: Electrones animados

Ume Aoi y el Barco del Oriente: Electrones animados

25/Nov/2014

Un paseo en bicicleta a toda velocidad. Mis pies avanzan sin poder detenerse, no sé frenar. Una esperanza, aunada al ritmo en que el sol se esconde tras las montañas, quiere dormir. Armonías creadas por las manos y la mente de un ser humano que cree que lo puede todo al confiar una y otra vez en encontrar la simetría en el mundo. ¿Es esto posible?

Recorrer los caminos más largos y complejos para encontrar a una princesa, pensar en un futuro lleno de color y dar un buen viaje al escucha es responsabilidad de Takayuki Joe.

Mejor conocido como No.9, este artista electrónico basa sus melodías en el sin fin de influencias adquiridas a lo largo de su vida, pues el Chicago Blues, Eric Dolphy, Thelonious Monk y el compositor japonés Toru Takemitsu no trabajaron en vano.

Comencemos por su nombre. ¿A alguien le es familiar una rara y repetitiva melodía de The Beatles? ¿Number 9, number 9, number 9, number 9...? Ésta fue su forma de rendirle tributo a uno de sus álbumes favoritos de The Beatles , además de que "Revolution 9" no es un corte que a todo el mundo le guste, ¿cierto?

Tomando lo que más le hacía sentir bien del jazz, la música ambiental, la electrónica y el pop, Takayuki siempre se sintió distinto en cada uno de sus trabajos de estudio, incluso desde la primer canción.

Sus colaboraciones van desde el grandioso I Am Robot and Proud Aus, hasta Kettel and Miaou, y ha sido comparado con largas trayectorias como la de World's End Girlfriend y Kashiwa Daisuke, mismos que te hemos presentado en esta sección.

No.9 habla de experiencias, esperanzas y de la importancia de sentirnos vivos una y otra vez. Se trata de un diseño musical que sabe que la construcción requiere tiempo, pero que también tiene presente que no importa que el cosmos en el que se desenvuelve sea microscópico, mas bien se inunda de posibilidades para poder darle sentido a su expresión.

En pocas palabras, No. 9 es un sonido que desea evolucionar, imaginar y amar infinitamente cada centímetro de lo natural. Amén.

No es una revista, es un movimiento.