80248
¿Por qué se acabaron El Resplandor y el Triste Turno en Ibero 90.9?

¿Por qué se acabaron El Resplandor y el Triste Turno en Ibero 90.9?

01/Oct/2015

La verdad de lo que pasa en radio Ibero 90.9 desde las entrañas de sus ex-conductores.

Los radioescuchas de Ibero 90.9 fueron tomados por sorpresa el pasado lunes 21 de septiembre, cuando Leonardo Arriaga y Korno Espinosa, conductores del Triste Turno decidieron ponerle fin a su programa, explicando que su proyecto ya no encajaba en el nuevo rumbo que tomará la estación de radio a partir de octubre próximo.

El principio del fin para el espacio que se transmitía de lunes a viernes, comenzó algunos días antes con la decisión, tomada por los directivos de la estación, de reducir su horario de dos horas a solamente una. Esto pasó primero para poder darle una hora de programación al especial del terremoto, pero al terminar ya no se les devolvió ese tiempo y el programa se quedó de una hora.

Posteriormente, se les indicó a los locutores que el Triste Turno debía dejar de transmitirse en octubre y ellos decidieron despedirse antes y ya no llegar a la fecha que se les había impuesto. Korno y Leo aprovecharon sus últimos minutos al aire para expresar su molestia por lo sucedido, así como para dejar claro que ya no comparten la manera en la que se trabaja en Ibero 90.9.

“Ibero 90.9 ahora es dirigida por personas que estuvieron sentadas en el mismo lugar durante más de 10 años sin hacer absolutamente nada relevante, lo único que cumplían a la perfección era su hora de salida, personas que no quisieron formar parte de este proyecto por envidia, personas que sólo estaban en busca de una oportunidad para darle la espalda a alguien que alguna vez los apoyó, con tal de obtener un beneficio laboral, personas que no valoran el lugar que les ha dado tanto con tan poco, personas a las que no les importa pasar por encima de los demás con tal de que sus palabras sean lo único que se escuche, personas a las que no les importa denigrar estudiantes con tal de demostrar autoridad, personas a las que no les importa traicionar a los que alguna vez llamaron amigos, son personas nada más que no están enamoradas de hacer radio”, fueron algunas de las palabras con las que Korno se despidió.

Tras la despedida del Triste Turno, al día siguiente, el martes 22 de septiembre, pasó otra cosa igual de inesperada y El Resplandor también salió del aire, argumentando que sus locutores no podían permanecer ajenos a la situación y que no comparten las decisiones ni el nuevo rumbo que está tomando Ibero 90.9.

Para entender mejor lo que ha pasado, y lo que podría pasar en un futuro cercano en Ibero 90.9, Indie Rocks! platicó con Gabriel Cuadros, parte del equipo que hacía El Resplandor.

“Lo que he leído de otras entrevistas y de otras publicaciones tiene varias líneas. Lo que pasa con el final de El Resplandor sí termina siendo un eslabón más de todos los cambios que tienen que ver con Ibero. Sí es una reacción que tiene que ver con que se vaya el Triste Turno, pero de fondo tiene que ver con las formas de cómo está ocurriendo todo”, comenta el locutor.

La despedida del Triste Turno está relacionada a lo que pasó hace unos meses durante la conferencia que Agustín Peña, locutor y jefe de contenidos hablados y culturales de Ibero 90.9, dio en el Foro de PechaKucha y en la que mencionó que la estación pasaría por varios cambios importantes en octubre de 2015.

“El que una persona vaya y diga que se va a terminar un proyecto que está corriendo, pues a todos nos parece una falta de respeto por el trabajo que se estaba haciendo y que para muchos no es remunerado de ninguna manera. Algunos turnos, por lo menos El Resplandor, Triste Turno y Horas Hábiles, el grupo más cercano al proyecto que es encabezado desde hace tiempo por Manuel Venegas (Borla), sentimos que no sabemos qué va a pasar”, menciona Cuadros.

El comunicador piensa que es muy normal que se den cambios en los medios, pero la manera en la que se comenzaron a hacer en Ibero 90.9 no le pareció ni a él ni a algunos de sus compañeros.

“Pasa el tiempo, no sabíamos nada y seguíamos haciendo el programa, luego viene el despido de Anna Stephens, que le dicen que ella no tiene el perfil que necesita la estación para cubrir el puesto que tenía de promoción y relaciones públicas. Después, en pláticas con Manuel Venegas, él nos avisa que todo indica que en octubre van a haber cambios y que los programas que saldrían son los que están bajo su gestión y que habían sido pilares en el proyecto de la estación”, dice Cuadros sobre la situación por la que pasaban los locutores.

Ya en los últimos días, el equipo de El Resplandor tuvo una plática y decidió que seguiría hasta el 13 de octubre, pero el plan cambió con lo que sucedió con el Triste Turno.

“Después de lo que pasó el lunes (21 de septiembre) con el Triste Turno, ese mismo día en la noche decidimos que el martes nos íbamos a despedir en la mañana. El Resplandor no termina sólo por qué el Triste Turno se terminó, sino que todo termina siendo una cadena de malas decisiones y una reacción de nosotros ante el trato y sobre todo por la forma en la que estos cambios se van dando internamente. Decidimos terminar de la mejor forma posible”, concluye el locutor.

Tras lo ocurrido con los dos programas, Ibero 90.9 emitió un comunicado oficial que, entre otras cosas, señala:

“El lunes 21 de septiembre los conductores del programa El Triste Turno, Leonardo Arriaga (Leo) y Antonio Espinosa (Korno) decidieron, de manera unilateral, despedirse de los micrófonos en su programa en Ibero 90.9, después de haber alcanzado un acuerdo sobre los términos en que el programa podría seguir y sobre los cambios para dar cabida a los nuevos talentos –como en su momento a ellos mismos se les dio.

Como réplica de esta decisión, los conductores de El Resplandor, Javier Risco, Gabriel Cuadros, Rodrigo Casarín, Jazz Basurto y Marion Reimers, optaron esta mañana por su propia voluntad concluir también su colaboración en esta estación.

Ibero 90.9, estación comprometida con los jóvenes creativos y talentosos, agradece a los conductores tanto de El Triste Turno como de El Resplandor el tiempo otorgado para consolidarse como una radio creativa y siempre en busca de nuevas expresiones musicales y culturales. Deseamos que todos continúen contribuyendo en sus nuevos espacios para hacer de México un país más justo y solidario”.

 

No es una revista, es un movimiento.