137955
Hip hop y básquetbol, dos fuerzas inherentes #BattleForceMX

Hip hop y básquetbol, dos fuerzas inherentes #BattleForceMX

#BattleForceMX e Indie Rocks! te presentamos un repaso del hip hop en el básquetbol, movimiento que le dio personalidad al juego.

El deporte y la música siempre han ido de la mano, pues son parte de la cultura y ambos cargan con los sueños de la gente. En Inglaterra y otras partes de Europa el fútbol y el rock se mezclan con gran naturalidad, pero en el caso del básquetbol y el hip hop, siempre ha habido una relación difícil.

Nike ha acompañado a ambos desde el inicio, pues cambiaron el juego cuando incursionaron en el básquetbol durante la década de los años 60 y a la vez se afianzaron como la marca preferida de MCs y DJs que, aunque ya usaban los Leather Cortez y los Kenya Red, aún no encontraban un estilo que los convenciera por completo. Es por eso que te mostramos algunos de los momentos clave de esta unión, momentos que Nike ha visto a través de los años, pero también que está creando para el futuro.

El primer contacto, The Sugarhill Gang y Knicks.

Cuando Sugarhill Gang sacó “Rapper's Delight” en 1979, año de los clásicos Bruin Low Tops de Nike, el mundo abrió los ojos al hip hop. Aunque el movimiento ya tenía tiempo tomando forma en el Bronx, fue la primera canción que se escuchó de manera masiva en la radio y, por ende, la llave que abrió las puertas a un mundo nuevo. Probablemente sin saberlo, con su breve referencia a Knicks expusieron el vínculo entre el hip hop y el básquetbol, e influenciaron a ambos lados de una manera inimaginable.

Un negocio lucrativo, Kurtis Blow

El hip hop y el básquetbol no tardaron en mezclarse, pero parecía algo natural e insignificante para a algunos. Fue hasta mediados de los años 80 cuando Kurtis Blow sacó “Basketball”, un track que sencillamente hablaba sobre el juego. Fue un hit y la NBA se dio cuenta de todo lo que se estaban perdiendo. Pusieron al rapero a dar shows en partidos, luciendo conjuntos deportivos de terciopelo y los llamativos Big Nike High. El músico tuvo que hacer comerciales de refrescos, pero hasta eso fue algo muy importante, ya que el negocio del básquetbol por primera vez abrazaba y alentaba el hip hop ante el público.

Los héroes del hip hop, Public Enemy y Charles Barkley

Casi desde el inicio, las letras en el hip hop hacían mención de algunos jugadores, pero no significaban mucho, era un crédito nada más. En 1988, época donde los Nike Alpha Force dominaban el mercado, el grupo Public Enemy sacó “Rebel Without a Pause” y en uno de sus versos se nombraba a Charles Barkley, pero lo hacían de una forma distinta. Hablaban de la estrella de los 76ers como un símbolo de poder, de fuerza desmedida. Fue ahí cuando el hip hop empezó a usar a Michael Jordan, Scottie Pippen, Shawn Kemp y Shaquille O'Neal, aludiendo ímpetu, habilidades e incluso corpulencia, bautizando así a los nuevos héroes del hip hop.

Regalos del básquetbol, Notorious B.I.G.

Muchos músicos deben gran parte de su fama al básquetbol, pero pocos como Biggie. En 1993, cuando la moda de los tenis estaba en su punto más alto, salió un VHS llamado NBA Jam Session con las mejores jugadas de la temporada acompañadas de algunos tracks. Aunque se pensó en un tema de Bell Biv DeVoe como la canción principal, un sencillo donde colaboraba Biggie fue el que más llamó la atención. El nombre del rapero empezó a circular y en menos de un año sacó su álbum debut Ready To Die. El interprete ya llevaba un tiempo haciéndose de fama, pero esa cinta distribuida por la NBA fue un gran paso para lograr el éxito comercial. Cabe recordar que en mayo de este año salieron unos Nike SB Dunk Low en honor al rapero.

Problemas en el paraíso, código de vestimenta

Los MCs querían ser basquetbolistas y viceversa, pero a la liga nacional no parecía agradarle. Con el auge del gangsta rap en la década de los años 90, empezaron los estigmas hacia el movimiento. Los tatuajes, las gorras, las cadenas de oro y la ropa holgada no eran del agrado del sector más conservador, que en ese tiempo era la mayoría. En 2005 la NBA exigió un código de vestimenta fuera de la cancha, algo que no se había hecho en ningún deporte, supuestamente en favor de los valores del deporte. Aún así, los jugadores pudieron lucir modelos como el Nike Air Zoom dentro y fuera de las duelas.

Un futuro prometedor, Jay-Z y Drake

Los años obscuros parecen disiparse y el básquetbol parece estar listo para retomar su relación con el hip hop. Dada la enorme popularidad del género y las cantidades exorbitantes de dinero que se están manejando, la liga parece tentada a acortar distancias y dejar que músicos se vuelvan a involucrar, como Drake, quien es embajador de los Raptors de Toronto o Jay-Z que fue uno de los dueños de los Brooklyn Nets.

Nike #BattleForceMX Ciudad de México, Danger

El hip hop ha logrado obtener de la industria musical el respeto y reconocimiento que siempre mereció, por eso ahora lideran listas de ventas y arrasan en premiaciones. Ahora es tiempo de que el básquetbol haga lo mismo y recupere su identidad, es por eso que Nike ha creado Battle Force, un evento que lleva el breakdance y batallas de rap a las canchas, elementos que se complementan de manera natural y que han creado todo un estilo de vida. Nike en pro de unificar comunidades alrededor de esta cultura, te invita a experimentar con esta gran iniciativa así como escuchar a más de los representantes de importancia en la escena mexicana como Danger, joven rapero de Tijuana que ha cambiado el panorama del hip hop en México debido a su enorme popularidad, pero también a lo mucho que le ha dedicado a la cultura urbana.

Descubre más de Nike Battle Force, regístrate y forma parte en nike.com/battleforce.

No es una revista, es un movimiento.