111265
¡Feliz 50 aniversario, Sargento Pimienta!

¡Feliz 50 aniversario, Sargento Pimienta!

Sgt. Pepper's Lonely Hearts Club Band, considerado como uno de los mejores discos de todos los tiempos, cumple medio siglo de vida.

“It was fifty years ago today, Sgt. Pepper taught the band to play…”. Un día como hoy, mientras un álgido momento marcaba la Guerra Fría y el mundo dormía cada noche, temeroso, esperando una gran explosión nuclear y su subsecuente invierno, The Beatles cargaba un enorme peso sobre sus hombros: seguir creando la música que llamara al despertar de nuevas conciencias.

A la par del forcejeo entre Brian Epstein y George Martin, las finanzas y la gloria contra la creatividad y la búsqueda de la inmortalidad, los Fab Four entraron a Abbey Road Studios, su zona de confort, y ahí comenzó su eterna catarsis ante las giras que cada vez los disipaban más de su verdadera labor: crear canciones que cambiarían nuestras vidas.

Este disco se funda en una curiosa triangulación creativa. Brian Wilson refirió alguna vez que Rubber Soul de The Beatles fue su inspiración para crear Pet Sounds, mismo disco que después inspiraría a los cuatro de Liverpool para crear Sgt. Pepper. Cuenta la leyenda que “Lucy In The Sky With Diamonds” fue inspirada por un dibujo de Julian Lennon, que Ringo Starr fue casi una sombra en las sesiones, que incluso aprendió a jugar ajedrez, pero que al momento de realizar su labor era pulcro y preciso, “With A Little Help From My Friends” es uno de los temas referentes de este material.

“Influencia y ambición” refirió la revista Rolling Stone al nombrarlo como el mejor álbum de rock and roll de todos los tiempos. “El álbum más sobrevalorado de todos los tiempos” indicó The Guardian en su 40 aniversario. Siguen pasando los años y retozando los críticos que creen saberlo todo, mientras Mr. Kite sigue ejerciendo su dominio, mientras su célebre portada seguirá imborrable en nuestro inconsciente, mientras Paul McCartney ya pasó de los 64 años y sigue llenando estadios.

Un disco ideal para entender los procesos de grabación y producción; para poner a prueba cualquier sistema de sonido, los ecos de Ravi Shankar creando un camino entre nuestros oídos que atraviesa nuestro cerebro y hace que nuestros ojos se expandan. Nuestra amada Rita llevándonos de paseo al parque, la mejor forma de recibir cualquier día: “I've got nothing to say but it's okay. Good morning, good morning".

Un día en la vida vuelve a girar el disco edición especial en tu flamante tornamesa, o vuelve a girar la cinta del cassette que solía ser de tu papá, o escuchas en Universal Stereo a Manuel Guerrero diciendo los títulos de las canciones en español. Los niños seguirán orgullosos de portar sus sacos amarillos, rosas, azules y rojos pálidos para acompañar a sus padres a los recitales de Help! y Morsa. Pocas cosas en la vida tan contagiosas como la Beatlemanía.

50 años han quedado detrás y las verdades absolutas nos siguen acompañando, y cada vez descubrimos un elemento perdido o un nuevo misterio: un sonido inaudible para el oído humano, un nuevo soundtrack para algún momento reciente de tu vida, o simplemente la inspiración que a veces falta. Pero las letras al respecto nunca serán suficientes, ya que en 50 años, tengo la esperanza de que alguien inicie un texto diciendo “It was a hundred years ago today…”.

No es una revista, es un movimiento.