190899
A 15 años del ‘Magic Potion’ de The Black Keys

A 15 años del ‘Magic Potion’ de The Black Keys

Antes, durante y después de un buen fracaso.

Cuando el error nos absorbe es fácil perdernos entre la autocompadecencia, tirar los brazos al suelo sin poder mirar al frente aceptando la gloria amarga de haber fallado como nunca antes, sin estilo, sin moraleja que logre suavizarlo. Todo ello es, a duras penas, una pequeña parte de lo que compone el fallar, fallar en serio y el dueto compuesto por Dan Auerbach y Patrick Carney lo ha sabido siempre.

The Black Keys (01)

La atmósfera musical durante 2006 se encontraba a lo menos dispersa; el nuevo milenio había traído una ola de revoluciones sonoras disparando los estilos hacia todas y ninguna dirección. Discos como Return To Cookie Mountain de TV On the Radio, el homónimo de Beach House o Alright, Still de Lilly Allen junto al mood post impacto de The Strokes y The White Stripes dejaban un espacio bastante limitado para el blues rock. La evolución se sentía necesaria.

Tras una serie de álbumes meteóricos lanzados desde lo under The Black Keys llegaba a las ligas mayores de la mano de Nonesuch Records (parte de Warner Music y actual sello de la banda), debutando en el nuevo label con Magic Potion.

El primer material enteramente original del dúo se  convertiría rápidamente en uno de los más duramente criticados.

Trackeado completamente en el sótano del baterista con alrededor de $5,000 USD en equipo de grabación, los 11 cortes partían de esa sensación blues garage ya antes escuchada en trabajos como Rubber Factory de 2004, sin llegar a lograr la calidez mid-fi entregada en este.

Llevamos el master a casa y no se sentía nada en las frecuencias bajas. Lo dejamos en el servicio postal para enviarlo a la disquera y terminar con él. De todo lo que hemos hecho juntos es de lo que más me arrepiento”, Compartiría Cartney años después.

Una cosa era segura, la banda seguía fiel a sí misma aún firmados por una trasnacional y fue quizá este mismo pensamiento el que los contuvo al momento de aterrizar ideas en terrenos de lo musical. Si bien tracks como “Just Got to Be”, “Your Touch” o “Elevator” inyectan de impulso a quien sea que las escuche el resto de canciones se sienten bastante más livianas, sin alcanzar la dulzura narcoléptica de cortes como “The Flame” o “You’re the One”.

The Black Keys (02)

El álbum vería la luz durante el último tercio de 2006 poniendo tanto a Auerbach como a Cartney al filo de la navaja crítica. El torrente de opiniones divididas masticaría y escupiría al material ranqueándolo mayormente con notas mínimas sobre la media.

Existen pocas cosas tan desalentadoras como el fracaso y, paralelamente, tan incendiarias como la reivindicación tras la caída. Tras el golpe en seco que fue Magic Potion se viviría uno de los momentos más intensos dentro la banda; The Black Keys prendidos fuego.

La trayectoria de ambos músicos retomaría potencia con los trabajos venideros reestructurando su sonido y proceso dentro del estudio. Attack & Release, lanzado dos años después, vería la primera colaboración del dueto con Danger Mouse en la producción, dejando un sabor a folk, psicodelia y blues efervescente necesario para el avance de la banda, rematando con Brothers en 2010 seguido de El Camino durante 2011, Auerbach y Cartney pasaban de underdogs a headliners en cada festival posible, premios, giras y una multiplicidad de proyectos alternos con nuevos y emocionantes sonidos.

Magic Potion fue un fracaso pero sin el fracaso The Black Keys no sería The Black Keys hoy.

The Black Keys - Magic Potion (Art)

No es una revista, es un movimiento.