Favoritos

Haz click en la banderilla para guardar artículos en tus favoritos, ingresa con tu cuenta de Facebook o Twitter y accede a esta funcionalidad.

95954
Te Prometo Anarquía

Te Prometo Anarquía

25/Jul/2016

Te prometo anarquía: Somos nuestra propia generación.

Tiene lugar en la ciudad. Calles y vías subterráneas son retratadas al seguir la vida de los protagonistas. Distintos en aspecto, nivel socioeconómico, convicciones; mejores amigos, socios, compañeros de ruedas y amantes. Johnny y Miguel son dos jóvenes cuyos días, impredecibles, transcurren sobre sus tablas.

Sin una ocupación fija, resuelven formar una pequeña red de tráfico de sangre. El dinero es fácil y la responsabilidad nula, hasta que una “ordeñanza” se sale de sus manos y la resolución del hecho precisa su abrupta separación.

Te prometo anarquía es una historia de distintas lecturas. Elemental: una historia de amor, correspondida a medias. De alcances superiores: una crónica urbana que da fe del contexto actual de nuestro país, de las problemáticas que lo agujeran, vistas y narradas desde la juventud, nuestra juventud.

El director Julio Hernández Cordón, de padre mexicano y madre guatemalteca, radicado en México, concede una entrega de armado plausible. Buscando que sus protagónicos fueran no-actores, castea a Diego y Eduardo (“Pelukaz”) vía Facebook, naciendo de ahí la dupla que en pantalla vemos acoplada, moviéndose con naturalidad y generosa en su ejercicio actoral amateur.

De lenguaje cinematográfico palpable, el resultado visual del largometraje es orgánico y bien logrado. Con secuencias y momentos musicales que lo mismo van de rock urbano a baladas sesenteras destacables dentro del panorama fílmico nacional actual.

Sin locaciones especiales ni demasiado cuidadas; ocurre incluso un guiño que enfrenta a Johnny y Miguel a ese “otro cine”, el cine de estudios. El peso de la narrativa recae en los dos actores protagónicos que, aun errantes, conquistan al espectador.

La última película de Hernández Cordón, nombrada así tras un blog de poesía, comenzó a gestarse por 2013, ha circulado en varios festivales internacionales, y llegó a México en la pasada edición del FICM. Ahora se presenta en la ciudad, gracias a la distribución de Interior XIII, encabezando el 36 Foro de la Cineteca.

No es una revista, es un movimiento.