77365
Southpaw (Revancha)

Southpaw (Revancha)

18/Ago/2015

Mientras más fuerte te caes, más fuerte te tienes que levantar, eso nos enseña Southpaw.

El box ha sido uno de los deportes recurrentes a lo largo de la historia del cine dentro del subgénero de los dramas deportivos, así que no es una sorpresa que el director Antoine Fuqua –conocido por cintas como Día de entrenamiento y El justiciero- haya elegido dicha disciplina deportiva para utilizarla como contexto en una historia que demuestra que siempre existe una razón para seguir adelante sin importar que tu vida se desmorone.

Jake Gyllenhaal regala una actuación sumamente emotiva y desgarradora y de paso, demuestra que es uno de los mejores actores de su generación como Billy Hope, un huérfano que consigue convertirse en un gran campeón de box al crecer y que lo tiene todo: fama, millones de dólares en cuenta de banco, amigos, un agente que lo cuida, una hermosa esposa que lo ama y una hija que lo adora.

El protagonista pierde todo por culpa de su mal carácter y lo que comienza como un simple altercado e intercambio de insultos con otro boxeador, termina en una tragedia con la inesperada muerte de su esposa, hecho que desintegra su familia y a partir del cual la vida le presenta una prueba brutal, misma que deberá encontrar la forma de superar para recuperar lo único bueno que le queda.

Mientras el personaje se reinventa limpiando su cuerpo y su espíritu, y trata de exorcizar a todos sus demonios internos para tener de nuevo la confianza y el amor de su hija, el ex campeón recibe la oportunidad de encontrarse frente a frente sobre un ring con el hombre que fue un factor importante para que lo perdiera todo.

Revancha es una historia de pérdida y redención que va más allá del box con un héroe improbable que al final logra ganarse la empatía y el respeto de los cinéfilos, y no por el sufrimiento por el que pasa, sino por su capacidad de recuperarse de un golpe que dejaría tirado y sin esperanzas a cualquiera.

No es una revista, es un movimiento.