40079
Naomi, una joven y bella esposa: Triángulo amoroso en hebreo

Naomi, una joven y bella esposa: Triángulo amoroso en hebreo

06/Ene/2014

Hitpartzut X

Eitan Tzur

Suhel Haddad, Rami Hueberger, Melanie Peres

Israel / Francia, 2010

EZ Films / July August Productions

Una trama de intrigas y desamores entre un renombrado científico, su hermosa esposa y el amante bohemio. Naomi recuenta los sucesos de este triángulo de amor bizarro como si fuera un thriller, pero con demasiados momentos cómicos y un estelar masculino (interpretado por el actorazo Yossi Pollak) cuya dignidad le fue chupada completamente hace mucho tiempo y ahora deambula con hombros caídos hacia los azares de sus circunstancias más con una risible mala suerte que con convicción.

La historia, basada en la novela Hitparzut X de Edna Mazia, toma lugar al norte de Israel, en la ciudad de Hafia. El astrofísico Ilan (Pollak) parece haber encontrado el verdadero amor en Naomi (Melanie Peres), una joven que comparte un ligero parecido con Gwyneth Paltrow. A pesar de la consternación de su madre, Kathy (la reconocida actriz de teatro Orna Porat), Ilan es ignorante al hecho de que una joven carismática eventualmente va a buscar en otros lados el tipo de emociones que necesita… y dicho y hecho.

El objeto de las afecciones extramaritales de Naomi es un hipster cuarentón que vive en una pocilga de departamento y (¡sorpresa!) pinta y le hace posar para algunos cuadros… Naomi, la película, no se ahorra los clichés. El doctor Ilan empieza por afrontar la situación al estilo maquiavélico para ver como se le sale de las manos torpemente; son estos cambios bruscos de tono lo que lastiman una trama que aún está tierna.

Sin embargo, las actuaciones son de primera calidad; Pollak y Porat compartiendo escena ya es ganancia, pero también observamos interpretaciones convincentes de Peres y Suhel Haddad como su amigo, cuasi-hermano, Anton Karam. Los personajes poseen una complejidad interesante y nos mantienen adivinando sus verdaderas intenciones y sentimientos, como personas reales nos pueden sorprender en sus acciones en cualquier momento.

Se puede decir que, a pesar del desmadre que ocasiona en los demás personajes, la menos afectada es Naomi, cuyo concepto de sufrimiento es recostarse en su sillón de mimbre con dolor de cabeza y una cobija. Esta manzana de la discordia se asemeja a aquel personaje en There’s Something About Mary, aunque dentro de una trama un poco más siniestra… y en hebreo. A pesar de ello, las contradicciones en Naomi mientras se decide por uno de los hombres lo hacen pensar a uno en (cliché a la vista) ¿qué es el amor?

No es una revista, es un movimiento.