Favoritos

Haz click en la banderilla para guardar artículos en tus favoritos, ingresa con tu cuenta de Facebook o Twitter y accede a esta funcionalidad.

95153
Más fuerte que las bombas

Más fuerte que las bombas

Más fuerte que las bombas. Recogiendo los fragmentos tras una catástrofe emocional.

Isabelle es una famosa fotógrafa que desempeña principalmente su labor en zonas de guerra y conflicto altamente peligrosas. Irónicamente, fallece cerca del hogar después de un funesto accidente automovilístico, dejando tras de si a su esposo Gene y sus dos hijos Jonah y Conrad, quienes tienen que lidiar con la pérdida como mejor puedan.

Años mas tarde, los tres están distanciados geográfica y físicamente hablando: Gene es un actor retirado que se gana la vida como profesor, mantiene una relación secreta con una colega de la escuela donde trabaja y no encuentra la forma de comunicarse con su hijo menor Conrad, quien ahora es un chico callado, solitario y retraído, el cual evita a toda costa a su padre, y distribuye su tiempo libre entre juegos de rol y de video online y en acechar discretamente a una chica que le gusta. Por su parte, Jonah se ha mudado a otra ciudad, se ha casado y su bebé acaba de nacer; pero al reencontrarse con un viejo amor, decide revivir esa anterior relación.

Cuando se anuncia el montaje de una exposición en memoria de la fotoperiodista, los tres volverán a estar juntos y tendrán la oportunidad de intentar reconstruir aquello que el sufrimiento por el trágico deceso ha dañado, y deberán hacerlo a la luz de un secreto que cambia la perspectiva sobre las circunstancias que rodearon al fallecimiento de Isabelle.

El cineasta noruego Joachim Trier se dio a conocer mundialmente gracias a su ópera prima Reprise, vivir de nuevo. Mas fuerte que las bombas es su tercer largometraje y el primero rodado en Estados Unidos dirigiendo a un elenco internacional. En contraste, Trier decide apoyarse en su guionista habitual Eskil Vogt, para desarrollar un relato que habla sobre el dolor profundo que la muerte puede dejar al interior de una familia, pero también sobre la necesidad de comprender y perdonar las faltas y rencores surgidos a consecuencia de dicha pérdida.

El resultado obtenido por la mancuerna Trier/Vogt es estupendo, al estructurar una intrincada trama –que no confusa–, donde se salta del presente al pasado y viceversa para ir desentrañándola, iniciando con un ritmo pausado que se acelera conforme nos acercamos al desenlace, pero que gracias a la intensidad de la narración no hace decaer el interés y por el contrario atrapa, apuntalándose en un eficiente trabajo en la edición que permite atisbar en el complicado entramado psicológico que rige las emociones, conductas y decisiones –a veces erróneas– de cada uno de los protagonistas.

Mención aparte merece el trabajo del joven Devin Druid encarnando al personaje de Conrad, ya que construye (con los cimientos previamente dispuestos por la dupla Trier/Vogt, desde luego) al personaje más interesante y sorprendente de la película, y sobre el cual recae gran peso de la misma. En suma, Mas fuerte que las bombas es un drama que trasciende de lo convencional gracias a una ágil y adecuada edición, una narración envolvente y personajes complejos y sensibles.

No es una revista, es un movimiento.