67451
El capital humano: valores poco escrupulosos

El capital humano: valores poco escrupulosos

El capital humano (obra del cineasta italiano Paolo Virzì, seleccionada para el arranque de la edición 58 de la Muestra Internacional de cine), inicia con un terrible evento: un ciclista es atropellado por una camioneta en un paraje poco transitado durante una noche, y el responsable (al cual no vemos) se da a la fuga.

Dividida en episodios, la película se dedica a reconstruir los acontecimientos previos y posteriores a esta tragedia, desde las distintas perspectivas de los posibles involucrados y sus familias. Así, mientras vamos desenmarañando la trama, el espectador puede asomarse a su intimidad y secretos… y lo que verá no es nada agradable.

Virzì adapta la novela homónima de Stephen Amidon, y nos lleva al interior de dos familias de distintas clases sociales, que unidas en principio por la casualidad y luego por la fatalidad, dejan entrever sus vicios y falta de escrúpulos: mientras que los de la clase más alta desprecian a los que no consideran de su condición y fomentan el fraude y la competencia, los de clase más baja aspiran a vivir en la opulencia de los que están por encima de ellos económicamente hablando, y se encuentran dispuestos a valerse del más bajo oportunismo y el chantaje para conseguirlo.

El capital humano es una desencantada radiografía de una sociedad del primer mundo que en su afán de alcanzar el bienestar monetario y social, es capaz de mentir descaradamente y pasar por encima de los demás (incluidos sus propios familiares) sin remordimiento alguno.

No es una revista, es un movimiento.