18744
El FLEXFEST EN EL LABORATORIO ARTE ALAMEDA

El FLEXFEST EN EL LABORATORIO ARTE ALAMEDA

06/Feb/2013

Los festivales de cine están de moda: tour francés, alemán, de terror, de documentales y muchos otros invaden la ciudad continuamente. El sábado fue turno del cine experimental, el cual llegó al Laboratorio de Arte Alameda con una programación exclusiva de lo que el Festival de Florida, en su novena edición, estará presentando dentro de dos semanas en EEUU.

Roger Beebe, uno de los fundadores del festival, cineasta y director artístico de FLEXFest (el único festival de cine experimental en Florida), después de haber visitado nuestro país el año pasado con su proyecto “Films For One To Eight Projectors”, presentó la pequeña muestra que visita al país y platicó con Indie Rocks!

¿Cómo ha sido para ti pasar de ser cineasta a programador de un festival?

Como programador  creo que soy muy sensible a la forma en la que nos comunicamos con los participantes y sobre todo con la atención que le damos a cada filme. Como programador me he dado cuenta que  en los festivales se relega la comunicación, por eso hemos intentado ser más sensibles y hacer una comunicación personalizada.

Como creador de cine experimental era muy importante para mí ser programador porque creo que es muy importante crear más espacios en donde el cine experimental pueda verse.

¿Cuántos trabajos recibieron este año para el FLEXFest?

810, de 55 países, de los cuales estamos mostrando aproximadamente 60.

¿Cuál es el proceso curatorial por el que pasan los trabajos que reciben?

Para la muestra que trajimos a México tomé en cuenta principalmente que no hubiera barreras de lenguaje en los filmes; así que tuve que eliminar algunos, pero también se trata de representar la diversidad geográfica, tratar de mostrar  lo que está pasando en el cine experimental en diferentes partes; esa diversidad.

Para el festival en Florida la selección de materiales es una gran responsabilidad. Hay un grupo de personas que revisa todos los materiales, yo vi 600 de los 800 que recibimos (…) Técnicamente tenemos un proceso en el que las tres personas que hemos estado involucradas en el festival por más tiempo -al menos uno de los tres- tiene que ver el material. Yo me siento responsable de ver todo lo que programamos así que veo todos los materiales que reciben las calificaciones más altas, todo se ve por lo menos por 2 personas, después calificamos los materiales, hay un grupo de filmes que a todos nos gustaron y se programan automáticamente, después discutimos sobre el resto porque si alguien ama alguno de los materiales debe ser por algo.

¿Hay alguna línea temática que una los materiales del festival?

No realmente. No se trata de que todos traten un mismo tema, más bien tratamos de crear una programación inteligente, que exista congruencia en el orden de los filmes, en el ritmo de los contenidos y sus idiomas.

¿A lo largo de estos nueve años, cuál ha sido la evolución del festival?

La gran diferencia es la cantidad de trabajos que recibimos. El primer año recibimos sólo 125 solicitudes y la mayoría de Norteamérica, tal vez algunas de Alemania y Austria; pero ahora recibimos material hasta de Asia, recibimos trabajos de todas partes, África e incluso de México. Aunque debo decir que no programamos ningún material mexicano, en parte por eso traemos esta pequeña muestra, nos encantaría tener más trabajos mexicanos y queremos acercarlos al festival.

Ahora todo se hace de forma electrónica, Internet ha facilitado todo. Al principio teníamos que enviar cartas a las oficinas, te regresaban una solicitud, tenías que regresarla, ahora todo se resuelve con un e-mail, esto facilita muchísimo el contacto internacional.

¿Tienen planes de presentar el festival fuera de Florida?

En realidad no, esto es algo nuevo.

¿Hay visitas internacionales durante el festival?

Cada vez más, si alguien está interesado en visitar Florida e ir al festival nos aseguramos de que encuentre un lugar en donde quedarse. Este año tenemos la visita de varios de los creadores de distintos países; al final el viaje puede resultar caro y todo eso pero les aseguramos un lugar agradable al llegar.

Trabajos  con instalaciones, cintas de 16 mm hechas a mano, proyecciones 3D con dos proyectores y muchas otras propuestas formarán parte de la muestra del FLEXFest 2013 que a pesar de que, por lo pronto, no tiene planes de tour, poco a poco abre puertas y acerca públicos al cine experimental.

No es una revista, es un movimiento.