52447
The Legend of Shorty: El Chapo visto desde afuera #GIFF2014

The Legend of Shorty: El Chapo visto desde afuera #GIFF2014

28/Jul/2014

Un británico de nombre Angus MacQueen y un peruano llamado Guillermo Galdos se adentraron en lo que parecía una aventura alocada: entrevistar a El Chapo Guzmán. La búsqueda, realizada antes de su captura en febrero de este año, los llevó de Chicago, donde fue declarado “enemigo público número 1 de la ciudad” a l igual que Al Capone en su momento, hasta la ciudad natal del que fue en su momento el hombre más buscado del mundo.

En sus primeros minutos, The Legend of Shorty me resultó un tanto incómoda; no porque niegue la corrupción de nuestro país, que ha convertido en verdaderos reyes a criminales que como El Chapo se mueven con facilidad en territorios que lejos de ser de nadie, son de ellos, sino que parcería que el planteamiento era que siempre hemos sido así los mexicanos; vamos, las escenas del Zorro cinematográfico huyendo de los españoles recuerdan más a Speedy González que a un capo del narcotráfico tan complejo en su gestión económica y social como El Chapo Guzmán.

Me hubiese gustado más, desde el punto de vista de un extranjero, conocer su perspectiva sobre todo lo relacionado al narcotráfico fuera de México ya que si bien al inicio se menciona de manera somera el enorme alcance mundial de una corporación como El cartel de Sinaloa, llega a ser un tanto molesto que inclusive declaraciones como las de la muy prestigiada periodista Anabel Hernández, quien también ha denunciado la complicidad entre los gobiernos de México y Estados Unidos, sean utilizadas simplemente para un relato tan simple y sin nada nuevo que proponer.

Eso sí, para ser justos, hacia el final los directores hacen mención del tema (un tanto superficialmente) que termina recalcando su tesis: si cualquiera podía dar con El Chapo, ¿por qué las autoridades tardaron tanto?

Para Angus MacQueen, quien se encontró hacia el final de la proyección en San Miguel de Allende con el público espectador, el asunto del narcotráfico es muy sencillo de desentrañar, tal y como lo probó su documental: sólo hay que ir tras el dinero.

Con imágenes de la difícil situación mexicana y música típica de ambos lados de la frontera, The Legend of Shorty es sólo un trabajo curioso que se suma a los cientos de proyectos en cine, documental, literatura, música y periodismo que han investigado el tema; no hay nada nuevo, pero quizá sí algo de curioso.

Probablemente, lo más interesante del documental es precisamente lo que no se logró, que era entrevistar a Guzmán Loera; a lo que el realizador británico contestó que le hubiese cuestionado sobre qué tan responsable se sentía de la violencia en nuestro país.

The Legend of Shorty no es un trabajo malo, pero tampoco diría que destaca entre otros. Existen muchos materiales creados en nuestro país con mejor información y mejor realización; resulta curioso, sí, pero nada más.

Al final, como bien confiesó MacQueen, los periodistas mexicanos han sido más valientes que él, y esa misma valentía y bravura sin demeritar el trabajo del británico, se plasma del mismo modo en la calidad y profundidad de sus trabajos.

{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}

No es una revista, es un movimiento.