40043
Wooden Shjips: De vuelta a la simple irrealidad

Wooden Shjips: De vuelta a la simple irrealidad
Wooden Shjips: De vuelta a la simple irrealidad

/

Artista(s)

22/Nov/2013

Wooden Shjips

Back To Land

Thrill Jockey

2013

Wooden Shjips siempre ha tenido una ideología clara; su par de líderes creativos Ripley Johnson y Omar Ahsanuddin poseen un amor y una educación basada en rock psicodélico simple y repetitivo. Mas el adjetivo "repetitivo" no significa un descalificador para su evaluación. Al contrario, esta es una virtud que hace de su música una espuma que poco a poco crece hasta absorber en sus campos de ambiente irreal al oyente hasta sumergirlo y apoderarse de su mente.

Y no es que Wooden Shjips no tengan el potencial para revolucionar el engranaje de su música, hace dos años Ripley Johnson y su esposa Sanae Yamada elevaron el estatus de la banda que componen juntos llamada Moon Duo, con una gran álbum de título Circles. Es entonces una esencia compartida, Back To Land se trata básicamente de composiciones que andan en torno a elementos mínimos, figuras sin complicaciones de apenas dos notas, entre zumbidos psyce, urdimbre y textura inspirada por narcóticos.

Ni siquiera habría necesidad de molestarse en escribir coros, como es casi una ley inviolable en el kraut rock, la sección rítmica recta otorga esa magia hipnótica, el órgano antiguo y las líneas difuminadas de guitarra solo son la guía que mantiene vivo el recorrido ("Ghouls"). Si hay de verdad una mejora en comparación de sus discos anteriores, esta se encuentra en que su enfoque ha sido flanqueado en favor de melodías más limpias y definidas, expuesto desde el primer segundo en el tema “Back To Land”. En otro lugar "These Shadows" en sí mismo es inundado de Fuzz pesado, casi paralizado y evidencia que libertad creativa yace en no estar obligado a nada más, ofreciendo pistas agradables con la materia más prima incluso al montar la entrega vocal todavía casi indistinguible de Johnson. El otro logro aquí, está en la atención a permanecer conectado a tierra por parte del grupo.

Pero existe un momento que augura grandilocuencia en el álbum, cual lleva el nombre de "In the Roses", no podría llamarse coro, pero trae un 3er acorde que eleva el ambiente, además repleto de un aire mágico que nunca para hasta elevar la presión sanguínea. Por supuesto no estamos hablando de un álbum que vaya a provocar más que el gusto personal de algunos cuantos, sin embargo, la verdadera evidencia sobre el hecho que Back To Land sea un gran disco, yace en ser simple, estrecho pero al final llegando al destino correcto, el grupo no tiene miedo de repetir 2 notas hasta el hartazgo, pero es casi imposible ser inmune a sus efectos somníferos.

No es una revista, es un movimiento.