44909
WhoMadeWho: La herencia de los sueños pop

WhoMadeWho: La herencia de los sueños pop
WhoMadeWho: La herencia de los sueños pop

/

Artista(s)

24/Mar/2014

WhoMadeWho

Dreams

Kompakt

2014

Cuando uno piensa en la gélida y lejana región escandinava (o al menos lo que uno discierne al escuchar esa palabra) lo primero que aterriza en la mente, casi por seguro, es imaginar vikingos de largas barbas, mujeres rubias bellísimas y exóticas; acto seguido, uno imagina el frío, la nieve, los campos gigantescos y de color verdusco (siempre brillantes por efecto del derretimiento del agua en estado semi-solido). En el caso de las mentes melómanas, se ubica perfectamente a esa zona de la tierra como el lugar donde late un corazón negro a ritmo endemoniado: el metal más salvaje (y un sinfín de sub géneros derivados de los ritmos emparentados con el plomo) encuentra, en los terrenos de nuestros amigos vikingos, su cénit.

No obstante que lo anterior es una certeza innegable, también debemos considerar que nuestro universo se rige por una serie de equilibrios casi infinitos. Ahí están el Yin-Yang, el Real Madrid – Barcelona espiritual, que nos enseña que a Dios le gusta (si es que existe, diría su compa el diablo) juntar a los opuestos en el mismo espacio contextual y vital. Siempre pasado por alto, el pop escandinavo nos ha entregado un muy nutrido número de agrupaciones maravillosas que sirven como contrapeso al metal rabioso y maligno, a saber: Abba, The Cardigans y Peter, Bjorn and John (Suecia); A-HA, Kings of Convenience, Röyksopp (Noruega); Mew, Kashmir y nuestra principal atracción de hoy, WhoMadeWho (Dinamarca).

¿Qué podemos esperar de un disco como Dreams? Lo mismo que se ha expuesto en párrafos superiores: pop realizado con elegancia, imaginación y ciertas dosis de experimentación o innovación. El trío danés nos entrega una obra maravillosamente disfrutable, tanto para oídos entrenados como para los iniciados en la materia, que avanza por ese camino del pop más interesante y mejor realizado en el orbe: el escandinavo.

Temas como el sencillo “Another Day”, “Heads Above”, “New Beginning” o la canción homónima al título al álbum, son botón de muestra de la calidad que son capaces de manejar al momento de crear pop los otrora vikingos de abundantes barbas y mujeres rubias. Si el pop soñara con sacudirse el estigma que carga a sus espaldas (generado por la frivolidad que le ha dotado la industria estadounidense del entretenimiento), seguro aparecería la imagen de Escandinavia en ese flujo químico del cerebro. Más pop como este y el mundo sería un mejor lugar.

No es una revista, es un movimiento.