60993
Vibras ultra experimentales

Vibras ultra experimentales
Vibras ultra experimentales

Warner Bros. Records Inc. / 2014

Artista(s)

Theophilus London

A estas alturas, el nombre del originario de Trinidad y Tobago, ahora establecido en Brooklyn, Nueva York, Theophilus Musa London, tal vez sea desconocido para muchos. Algunos se enteraron de su existencia en el Festival Ceremonia de este año en el que, a pesar de no ser headliner, ofreció un espectáculo que calificó como uno de los mejores del día.

Otros tantos -como quien escribe-, desde hace tiempo siguen su carrera, que está por cumplir más de un lustro de actividad, desde que lanzó su EP debut, Lovers Holiday (2011), en el que incluyó participaciones de Sara Quin (Tegan & Sara), Solange Knowles y Glasser.

Ese mismo año publicó su primer larga duración, Timez Are Weird These Days, y finalmente, tres primaveras más tarde, regresó con torta bajo el brazo de la mano de nada más y nada menos que el mismísimo Yeezus en persona: Kanye West.

Con un genio como Kanye en la producción ejecutiva, el resultado de Vibes no pudo ser otro más que calidad. La sensualidad y rimas cero pre-fabricadas de Theophilus resultaron en una bocanada de aire fresco que te regresa a la época de los 80, pero vista desde una perspectiva moderna.

También es prueba de que no sólo es un chico con un estilo increíble que ama la fiesta, sino que realmente disfruta hacer música y es un artista versátil, pues mezcla varios estilos, entre hip-hop, new wave, pop, electrónica, soul, R&B y hasta funk.

Asimismo, el álbum incluye featurings de Leon Ware, Dev Hynes, Jesse Boykins III, Soko, el mismo Yeezy y la participación de los productores Brodinski y Club Cheval. La atmósfera general de los doce temas que completan una duración de 45 minutos es de vibras ultra experimentales, beats elegantes, una excelente producción y sensualidad, mucha sensualidad.

Cuando suena “Water Me”, pieza inaugural, uno se visualiza recorriendo las calles de los Ángeles en un convertible clásico, bebiendo champaña mientras el sol recorre cada fibra de tu cuerpo. En cuanto a mi, soy una chica de los 90, pero definitivamente Vibes tiene una onda súper ochentera, perfecto para que las nuevas generaciones tengan la oportunidad de conocer un poco de esa época a través de exponentes frescos.

En la escena del hip-hop donde se desenvuelve el joven London -¿a los 27 años aún eres joven?-, es de destacar cuando un representante se hace de un estilo propio y no recurre a los elementos sobre explotados de esa cultura. Claro, con la bendición y apadrinamiento de Kanye, su nombre promete ser más sonado, pero qué mejor, el mundo necesita escuchar lo que Vibes tiene que decir.

No es una revista, es un movimiento.