45152
¡Uno, dos, Fuckaine!

¡Uno, dos, Fuckaine!
¡Uno, dos, Fuckaine!

/

Artista(s)

27/Mar/2014

Fuckaine

Totally Contagious

Origami Records

2014

No recuerdo la última vez que un álbum debut ofreciera en el mismo plato una receta que combinara el ímpetu joven con actitud punk aderezada de un sonido gustoso y enfoque audaz casi como de banda experimentada y que además nos lleva en un tour a través de sus influencias pero sin colgarse de estas.

Hace apenas unos meses, Fuckaine, dúo madrileño que debuta este mes con Totally Contagious, pedía likes a sus amigos en redes sociales para ganar un certamen que les daría la oportunidad de actuar en el marco de Día de la Música en Madrid junto a bandas como The Horrors y These New Puritans.

Una de las primeras críticas negativas que recibieron en su carrera decía que “suenan a todo” y esto no dista mucho de la realidad ya que desde comienzo del disco con “Cristales” los flashbacks comienzan a llegar, primero el sonido de Seattle en efectos de guitarra como la distorsión que Tabata Pardo utiliza en su bajo y una pizca de The White Stripes  o Vampire Weekend en “Kahuna” y de Beck en algún arreglo vocal de los coros.

Por ser dúo de hombre y mujer inevitablemente pensé en The Ting Tings, por su imagen y porque por momentos parece tener un parentesco sonoro con los británicos, aunque no es coincidencia ya que ambas bandas comparten influencias del dance-punk y synth-pop.

En un sentido estricto de propuesta, Fuckaine no creó algo revolucionario con Totally Contagious, sin embargo, denotan una determinación por progresar y se alejan bastante de lo hecho en su EP optando por darle la vuelta a su sonido y dejar en claro que no son ningunos improvisados. Con este LP muestran su intención de aportar una frescura versátil, tomando riesgos con total temple y naturalidad.

El no ser muy asiduo del castellano con acento español, Fuckaine despertó mi curiosidad por el hecho de cantar en inglés lo cual también les da una proyección universal y facilita su entrada al mercado anglosajón aunque me habría gustado entenderle mejor a sus letras dado que al no ser su lengua natal aunado a los efectos utilizados en la voz hace complicado captar todo lo que cantan.

A pesar de que este proyecto no basa su sonido en virtuosismo instrumental, es evidente que cuentan con recursos y un compromiso para enriquecer sus riffs, los arreglos en cada track y de paso evitar que una canción suene como continuación de la anterior pero sin perder el hilo conductor que las une a todas.

No es una revista, es un movimiento.