92579
The Virginmarys – Divides

8

The Virginmarys – Divides
The Virginmarys – Divides

Wind Up Records / 2016

Artista(s)

The Virginmarys

Un grito punk desde Inglaterra.

La música puede servir para expresar el descontento de la juventud mediante las palabras que escuchamos en las canciones. El punk fue un movimiento que sirvió para transmitir los pensamientos de una generación decepcionada y frustrada con la sociedad. El género le devolvió la credibilidad al rock en los setenta. A pesar de haber perdido presencia, lo que no ha perdido es la fuerza que lo caracteriza, ya que bandas como The Virginmarys lo mantienen vivo y nos recuerdan, con su nuevo álbum Divides, que además de protestar con música, podemos  reflexionar sobre los problemas que nos afectan como sociedad.

El trío oriundo de Macclesfield, Inglaterra, liderado por el vocalista y guitarrista Ally Dickaty, se ha abierto paso poco a poco en la escena musical inglesa desde su formación en 2009. Su álbum King Of Conflict (2013) los puso en el mapa y recibió varios reconocimientos, entre los que se encuentran una nominación al álbum del año y el premio a la banda revelación en los Classic Rock Awards 2013.

Divides llega de la mano de Wind Up Records, y es un álbum con un sonido lleno de energía y furia punk. Podemos escuchar guitarras distorsionadas, líneas pesadas de bajo, gritos desgarradores y baterías trepidantes que te harán agitar la cabeza sin parar durante los 12 tracks que dura el álbum -lo querrás volver a escuchar inmediatamente-. Mención especial al trabajo del productor Gil Norton, que ha colaborado con Foo Fighters, Echo and The Bunnymen, Pixies y Patti Smith.

Uno de los puntos fuertes del álbum son las letras, que fluyen con maestría gracias a las melodías de las canciones. Son críticas, honestas y reflexivas, con temas que van de lo político a experiencias personales, problemas mentales y adicciones. El álbum se siente como una invitación a caminar en los zapatos de los integrantes. Temas como “Motherless Land”, “Into Dust”, “For You My Love” y “Falling Down” son los que destacan entre la mayoría.

Aunque su música eleva los decibeles a niveles altos, no es un punk crudo ni pesado: la energía de la banda se enfoca en la creación de un sonido más melódico. No reinventa el género, tampoco da la sensación de aportar algo nuevo, pero tiene la calidad para ganar muchos adeptos y representa un salto cualitativo de su álbum anterior, el cual sirvió para que los notaran en los medios especializados. Con Divides pueden consolidarse y superar la temida prueba del segundo álbum con una colección de buenas canciones punk.

No es una revista, es un movimiento.