Favoritos

Haz click en la banderilla para guardar artículos en tus favoritos, ingresa con tu cuenta de Facebook o Twitter y accede a esta funcionalidad.

38648
The Love Language: El épico lenguaje en medio de la angustia y el amor

The Love Language: El épico lenguaje en medio de la angustia y el amor
The Love Language: El épico lenguaje en medio de la angustia y el amor

/

Artista(s)

26/Jul/2013

The Love Language

Ruby Red

Merge Records

2013

En un lustro de años Stuart McLamb se ha ganado un interés por lo que hace al mando de su banda The Love Language, ha sido una sugestiva y pequeña trayectoria basada en una equilibrada pero no menos iluminada mezcla de indie rock/pop, lo-fi, psicodelia casera y voces soleadas, arrojando su mejor resultado en 2010 con Libraries, cual sigue siendo su más atrayente colección con la mejor exposición de los elementos ya mencionados. Fue ahí también donde a su integración a las filas de Merge Records, el grupo con sede en Carolina del Norte, vio la oportunidad de agregar más elementos y detallar su música al grado de lograr un sonido casi sinfónico (escuche el arreglo de vientos en “Hi Life”) y comenzar a perfeccionar lo que hoy está materializado en su 3er trabajo Ruby Red.

"Calm Down" fue la primicia del regreso, seguramente una de las mejores 100 canciones de todo este año. Tema de bienvenida y quizá el primero que conjuga el carácter definitivo de The Love Language. "Calm Down" es una pieza de Pop vibrante de exuberante orquestación, ruido denso, cánticos brillantes y de ágil melodía, es fácil y el bloque hablado se memoriza sin mayor esfuerzo que, aunque es también un tema de casi 5 minutos, para la segunda mitad busca estallar en medio de una grandilocuencia épica y lo logra.

Son los efectos y panorámica expansión del sonido de "Calm Down" lo que se busca reproducir a lo largo de Ruby Red, es por eso que la idea de McLamb necesitó de alrededor de 20 músicos para lograrlo. Por una parte ayuda a que le ejecución siempre se sienta libre y gigante, este es un disco al que nunca le falta ímpetu ("Faithbreaker"), pero por otro lado merma la intimidad y carece de alma. Se percibe en "Kids", a simple oído es potencial, una maquina compleja con muchas partes móviles bien sincronizadas, pero no hay tacto, no demasiado.

Por momentos parece perderse en medio de la acción propiciada en "First Shot", es su preocupación ser el epicentro de las ideas para poner a todos sus músicos a trabajar lo que sin querer, frena el máximo. En ocasiones se dan las pausas necesarias como en "Golden Age", lugar donde parece haber espacio para todo instrumento y un sintetizador resbaladizo, incluso hay eco en la agitación de voces teatral que se hace con suficiente conciencia para evitar algo cursi y barato. Mas hay un par de tropiezos totales como "On Our Heels", una experimentación de toques rupestres innecesarios y "Knots", se siente como un relleno hecho con instrucciones. Solo "Pilot Light" recompone un poco el final retomando el camino de los himnos culminantes que a partir de "Calm Down" nunca se volvieron a encontrar.

Debe ser Stuart McLamb quien está dando pasos demasiado grandes, si entonces Libraries fue más unánime en cuando las opiniones favorables, con Ruby Red a pesar de notables avances no es tan sólido. Hace 5 años con The Love Language era solo McLamb, con Libraries fue una banda, ahora Ruby Red es un proyecto de arte comunitario que por momentos ya no se siente tan centrado, aunque no es lo mejor, pero al menos, su creador ha encontrado más cosas de las que ha perdido, es suficiente y en el camino correcto.

No es una revista, es un movimiento.