95978
The Julie Ruin – Hit Reset

8

The Julie Ruin – Hit Reset
The Julie Ruin – Hit Reset

Hardly Art / 2016

Artista(s)

The Julie Ruin

La rebeldía y el punk rock nunca mueren.

Enérgico y ensordecedor es el inicio de esta segunda placa discográfica de The Julie Ruin, cuyo nombre comparte con la primer canción, “Hit Reset”. Por medio de la disquera Hardly Art, esta banda integrada por Kathleen Hanna, Kathi Wilcox, Kenny Mellman, Carmine Covelli y Sara Landeau, logró el objetivo de no dejar morir el punk rock y exponer sus ideales por medio de este.

“I Decide”, segundo track del disco, emana imponencia y autoridad propia mientras vigorosos riffs y penetrantes golpes al bombo hacen lo suyo en la parte musical, seguido de “Be Nice”, una canción intimidante y perturbadora donde el bajo toma protagonismo y las letras parecen retratar la problemática de una mujer que no es “suficiente” a los ojos de un hombre o mejor dicho, un fuck boy.

La continuidad de lo rebelde se corta de golpe cuando “Rather Not” entra y cambia el ambiente, convirtiéndolo en algo triste y romántico con detalles poperos y cursis (algo que fácilmente se podría comparar con alguna canción de Best Coast con voz más agridulce), pero cantando “ojalá nunca te hubiera conocido, y si de verdad me amas prefiero no saberlo”, haciendo del ya confuso tema del amor, algo todavía más enmarañado.

Y si una canción melosa no era suficiente, con “Planet You” se olvida un poco la violencia, el alboroto y la opresión con un teclado que suena a destellos en colores pastel y te provoca ganas de usar chamarras estilo bomber con mom jeans o de simplemente disfrutar una buena chick flick. La atmósfera noventera se esfuma lentamente cuando llega “Let Me Go”, un track que revela la tensión amorosa que todos hemos sentido alguna vez, “¿me amarías lo suficiente para dejarme ir?”.

Y si te habías olvidado del feminismo, “Mr. So and So” lo regresa en un instante y por medio de un párrafo que probablemente suene familiar a la mayoría de las mujeres. Si bien las primeras canciones de Hit Reset suenan como una sola, el tenaz cambio con esta melodía le da un plus de fuerza a cualquier fémina que lo escuche, y podría llegar a incomodar al tipo de hombres que piensan que feminista y feminazi significan lo mismo.

Llegando a la recta final de este disco, en “Hello Trust No One” (la cual casi me hace cantar la famosa “Mamma Mia” de ABBA, gracias a un teclado que suena como el coro de esta última), la compositora hace una mención metafórica de cómo las mujeres pueden realizar varias tareas a la vez, como tocar la guitarra eléctrica mientras rasuran sus piernas en un coche en movimiento.

Hit Reset es un álbum lleno de sentimiento y resentimiento social, con mucha firmeza, con poder femenino y garra musical.

No es una revista, es un movimiento.