Log In

Favoritos

Haz click en la banderilla para guardar artículos en tus favoritos, ingresa con tu cuenta de Facebook o Twitter y accede a esta funcionalidad.

147272
The Faint — Egowerk

7

The Faint
Egowerk

Saddle Creek Records / 2019

Artista(s)

The Faint

Buscando de nuevo la luz.

¿Cuándo fue que se murió el dance punk? Sí, sabemos que lleva años bajo tierra; sin embargo, también sabemos que bandas como The Faint se encargaron de reavivar la llama a principios de la década pasada, dando vida a una nueva época dorada de enérgicos músicos y pegajosas canciones…. pero, ¿qué fue de ellos?

Si bien llevaba activa más de cinco años cuando se dio esta explosión de bandas indie que nos obligaron a entubar pantalones hasta provocarnos várices, The Faint comenzó a cobrar relevancia hasta la salida Danse Macabre, su tercer álbum de estudio. ¿Cómo olvidar la en aquel entonces gloriosa “Agenda Suicide”?

Desde entonces se ha mantenido constante, lanzando discos y toureando alrededor del mundo, pero, aparentemente, su esencia punk se fue desdibujando en el camino. No hay duda de que se trata de una banda que tienes que ver en vivo, de esas que si no llevas tapones para los oídos te derrite el cerebro, pero a estas alturas puede que ya no sea suficiente.

A cinco años de Doom Abuse, los originarios de Omaha llegan con una nueva placa bajo el brazo titulada Egowerk. Como su nombre lo indica y el contexto actual lo permite, habla de esa extraña e insana relación que tenemos con el internet y las redes sociales, la cual divide y provoca odio, además de alimentar una furia que permea en las letras y los agresivos beats.

Child Asleep comienza fuerte y te obliga a subir el volumen, pero conforme van pasando las canciones esta energía comienza a diluirse un poco. Temas como Life’s a Joke destacan por sus afiladas letras, llenas de crítica social, mientras que “Young & Realistic” parece ser la más apegada a lo que fueron los mejores años de la banda.

Si los beats provocadores y bailables siguen ahí, además de la actitud retadora, la inconformidad y la crítica social, ¿qué es lo que le hace falta? ¿Qué fue lo que se perdió en estos casi 25 años de carrera?

Egowerk no es malo, pero suena un tanto viejo. Esto, aunado a que no nos hacemos más jóvenes, puede dificultar que nos pongamos a bailar en calzones mientras lavamos la ropa o barremos la cocina. Sí, la nostalgia vende, pero en este caso parece que la nostalgia está usando la máscara de algo nuevo para mantenerse vigente.

No es una revista, es un movimiento.