106410
Syd – Fin

9

Syd – Fin
Syd – Fin

Columbia Records/Sony Music / 2017

Artista(s)

Syd

22/Feb/2017

Syd: deseo, placer, éxito y des/amor.

Después de encontrar la fama con Odd Future y The InternetSydney Bennett conocida como Syd, lanza un disco como solista encontrando inspiración en las “mujeres, dinero, el océano y los zapatos nuevos”, donde el deseo, sexo, éxito y un corazón roto logran mezclarse para crear un álbum lleno de carisma, fuerza, sensualidad, y sonidos inteligentes que pronto logran adentrarse en nuestra mente; dando cuenta del talento vocal y musical de Bennett.

“Shake Em Off” abre con potencia para así “sacudirse de los ‘haters’ y el estrés”. Sydney; segura de sí misma; lanza lejos todas las críticas en medio de profundos beats, mientras canta “this isn’t for your amusement, It’s just the life that I choose”. En “Know” los diferentes loops logran mantener un ritmo constante para así crear una canción bailable, en la que Syd habla sobre la privacidad en las relaciones amorosas. De los 12 tracks, Bennett se encargó de la producción de tres; “No Complaints” que nos envuelve en un ambiente más hip hop; “Smile More” una pieza R&B sexi; mientras que “Nothin to Somethin” se dirige más hacia el neo soul y funk; mostrando la versatilidad de Sydney.

“All About Me” explora terreno dentro del bass, para así agradecer a los que la han ayudado a lograr el éxito, y hablar sobre “proteger a la familia de la que vienes”; en este caso sus compañeros de banda y amigos;  y cómo es parte fundamental de ti para siempre, “people drowning all around me,
so I keep my squad around me”. En “Smile More” y “Dollar Bills” Syd deja su suave voz para transformarse en su alterego con una voz mucho más masculina. “Drown in It” es una pieza soul pop intensa en la que Syd nos va describiendo lentamente una noche de sexo, “tonight I'm gonna swim in it, live in it, die in it, ride in it, swallow it, all in it, baby”. “Body” es un sencillo minimalista, lleno de erotismo que parece llevar el ritmo del latido de un cuerpo mediante recónditas pulsaciones.  “Insecurities” es la que tiene un sonido más cerca al de The Internet, con un ritmo dirigido más hacia el soul, nos habla sobre una antigua relación de la que Sydney ha logrado olvidarse y que en la parte en que se torna más oscura nos recuerda a “Don’t Hurt Yourself” de Beyoncé.

El álbum cuenta con pocas colaboraciones vocales, el rapero GLACK en “Over” y su colega Steve Lacey en “Dollar Bills”. Mientras que en la producción la lista es más grande: Hit-Boy, hazebanga, Nick Green, Melo-X, Anthony Kilhoffer, J Gramm y Rahki. Dentro del disco se pueden encontrar un sonido similar con Aaliyah, D’Angelo, SZA y Kelela en las partes más románticas, sensuales y lentas; y Destiny’s Child, TLC, Jeremih y Erykah Baduh en las partes con mayor fuerza y dinamismo.

En un mundo en el que existe la homofobia, racismo, misoginia y clichés sexuales o de género, Fin se puede ver como un disco revolucionario, ya que no solo marca el inicio de la carrera de Bennett como solista, sino el quebrantamiento de prejuicios como el aspecto y el papel de la mujer. Así mismo marca el proceso de aceptación de una artista, de poder expresar lo que siente y compartir su sexualidad sin ser juzgada. El disco es una muestra del poder de un ‘fin hairstyle’.

No es una revista, es un movimiento.