61240
Suave, duro, veloz y melancólico

Suave, duro, veloz y melancólico
Suave, duro, veloz y melancólico

Blue Note Records / 2014

Artista(s)

Takuya Kuroda

Piano y batería se encargan de llenar los primeros segundos del disco. Mientras un sonido acuoso detrás sube poco a poco de volumen, las percusiones pasan lista, rellenando los vacíos. El siguiente instrumento en presentarse es el bajo y segundos después de que el groove de la batería está bien establecido, son los metales los que se encargan de mostrarnos la melodía de la canción que le da nombre al disco.

Esta primera canción, por su contenido monótono con ligeras variaciones, se convierte en una pieza hipnótica y para los muy susceptibles, como un servidor, el estado de trance es casi inevitable. Lo único que parece mantenernos en esta dimensión es la sensación de libertad que emite el sonido de ese pedazo de metal que sostienen las manos de Takuya, ahora moviéndose como instrumento líder.

Después de pulirse en la escuela de música de Berklee, se fue a Nueva York y ahí consiguió colarse en su importantísima escena jazzística. De inmediato llamo la atención de Jose James con quien tuvo la oportunidad de colaborar, al final, James, terminó produciendo su disco debut, Kuroda nunca sonó mas bailable. Se consiguió un puñado de músicos increíbles como Lionel Loueke en guitarra, quien tiene una interesante participación en “Afroblues”; Kris Bowers en piano, Solomon Dorsey en el hipnotizante bajo, Corey King en el trombón y Nate Smith en batería. Y aquí estamos, hablando de lo que resultó de todo eso.

Algunos dicen disfrutar los días lluviosos, pero no es hasta que las calamidades del clima los alcanzan, terminan mojados hasta los calcetines o acaban nadando con los peces en el carro que cambiarán de opinión. Hablando de lluvias, un poquito pasada la mitad del disco encontrarán la canción más larga y la única vocalizada, empieza con una nostalgia tremenda, lo curioso es que a pesar del título de la rola ésta parece estar musicalizando un día nublado y la voz de Jose James parece estar implorando por un poco de sol, “Everybody Loves the Sunshine”.

Todos y cada uno de los 8 temas incluidos en esta producción tienen algo que contar. Ahí está “Piri Piri”, que los hará mover la cabeza de un lado a otro y su melodía les provocará un caminar suave y con estilo. En “Mala” y “Green and Gold”, la impresionante velocidad de las baquetas así como su compleja e ingeniosa rítmica hará de sus cerebros chicharrón. La cuestión y lo más importante, es que ustedes mismos dejen que sus oídos le den una probadita y que su cerebro trate de degustarlo.

No es una revista, es un movimiento.