67817
Sólo hechos pedazos buscamos reunificarnos

10

Sólo hechos pedazos buscamos reunificarnos
Sólo hechos pedazos buscamos reunificarnos

Constellation / 2015

Artista(s)

Godspeed You! Black Emperor

"Peasantry or 'Light! Inside of Light!'", comienza esta sinfonía de la ascensión, de nuevo esas notas que nos elevan, la punta de enormes pinos cosquillea nuestros pies desnudos, solo queremos ir más alto, ser más libres e invocar a que en el rapto no se pierdan nuestras memorias, aunque al final no importa porque la vida en el paraíso nos apetece, el sueño de libertad absoluta y sin ataduras, un territorio sin fronteras, procesos o imposiciones. La música y su incesante pureza de nuevo nos hacen creer en universos paralelos donde todo es mejor, riffs difusos y el conjunto de cuerdas preciso acompañando cada evolución y golpe a la batería.

emperor

"Lambs' Breath", la agitada respiración de una bestia nos despierta de aquel relajante sueño, ¿el cordero de Dios?, ¿baphomet?, ¿las preocupaciones diarias?, Godspeed You! Black Emperor musicaliza nuestra desgracia, la zozobra, la otitis permanente de angustia creada por instrumentos y su feedback punzante, sin misericordia, lamentos permanentes, la eficacia de elevarnos y después tirarnos hasta el fondo del río, el limbo, el trance, la desesperación, la crudeza de la realidad, despierta y sal a exponerte al sacrificio diario, dile adiós a tu zona de confort.

"Asunder, Sweet", separa, distingue entre el bien y el mal, lo que te afecta y lo que te alienta, abre los ojos lentamente y pon las piezas aparte para analizarlas y decidir si vuelves a juntarlas o a esparcirlas por completo, vuelve a tu tumba de líquido amniótico, escucha los latidos orquestales, así suenan tus neuronas, intenta renacer o ahórcate con el cordón que te da vida, que esta música que trasciende géneros y tiene su firme convicción de gloria sea el complemento para la introspección, que la obra de este colectivo que nunca deja de sorprendernos e inspirarnos nos maraville a tal grado que no tengamos más palabras para describirlos.

"Piss Crowns Are Trebled", las guitarras que dan fe de experiencia y ese sonido único, cuatro canciones en un disco más completo que muchos que abusan de los tracks innecesarios, 40 minutos sin oratoria para despedazarnos y volver a unirnos, Efrim Menuck al mando de otro gran viaje astral, y es escuchando como los escépticos entienden tanto fanatismo hacia toda su obra: el bien y el mal musicalmente idealizados. Siempre he pensado que GY!BE es el soundtrack perfecto para ver el mundo arder y luego observar como renace de entre las cenizas como esas flores que crecen entre las grietas del concreto, este disco es otra muestra de dicha teoría.

No es una revista, es un movimiento.