Favoritos

Haz click en la banderilla para guardar artículos en tus favoritos, ingresa con tu cuenta de Facebook o Twitter y accede a esta funcionalidad.

190212
Sloks — A Knife In Your Hand

8

Sloks
A Knife In Your Hand

Voodoo Rhythm Records / 2021

Artista(s)

Sloks

01/Sep/2021

Punk efervescente para combatir los buenos modales.

No siempre la música es un reflejo de la época a la que pertenece. Ahora se viven tiempos violentos llenos de incertidumbre y crisis aunque muchos de los sonidos que se crean suelen ser plastificados y basados de melosos teclados. Parece que quienes los ejecutan viven en otra realidad pero por fortuna no todos son iguales. De repente aparecen conjuntos como Sloks que rompen con el molde y hacen del ruido y los gritos una forma de vida.

Este trío italiano tiene un objetivo claro y es lograr el movimiento agitado de cabezas entre quienes le presten un momento de atención a su propuesta. Fue apenas en 2018 cuando vio la luz su álbum debut y ahora llega su segundo trabajo. Pero a diferencia de sus colegas aquí no existe una evolución ni maduración musical. El mismo sonido que tenían en el pasado lo mantienen en el presente.

A partir de lo anterior, lo que se puede esperar en sus 11 nuevas composiciones es caos, gritos y sudor. Todo junto y muy bien revuelto. La música se columpia entre el garage punk gamberro y el punk rock callejero que no se preocupa por los buenos modales.

En ese sentido, el tridente conformado por Ivy Claudy en la voz, Buddy Fuzz en la guitarra llena de fuzz y Tony Machete en la maltrecha batería es el equivalente a un tornado que arrasa con todo a su paso. Desde el primer segundo comienza la sesión de ruido y jamás se termina. Las personas de oídos sensibles será mejor que se alejen porque pueden salir lastimadas.

Con Sloks no existen las falsas esperanzas de reinventar la música sino tan solo que te olvides de los problemas que existen afuera. Mientras que si eres fanático de Black Flag, GG Allin And The Murder Junkies o Circle Jerks entonces estás en el camino correcto.

Desde la inicial “Dillinger” se apuesta por el volumen a través de gritos y gemidos. No hay que intentar entender el idioma de las canciones porque será inútil. Tan solo hay que dejarse llevar en el maremoto de sonidos con rumbo a lo desconocido.

Por otra parte, “Crank It Up” propicia un ambiente de locura que hace pensar en el concierto de The Cramps dentro del hospital mental de Napa. ¿Acaso los cuerdos son los que tocan los instrumentos o los que escuchan atentos los sonidos?

Al igual que el primer LP esta continuación es publicada por el sello suizo Voodoo Rhythm Records que se especializa en difundir los sonidos que arruinan las fiestas convencionales. Aunque si tú disfrutas del ruido y la música a máximo volumen entonces aquí tienes un disco que no te puedes perder.

 

No es una revista, es un movimiento.