189153
Serj Tankian — Cinematique Series: Illuminate / Violent Violins

9

Serj Tankian
Cinematique Series: Illuminate / Violent Violins

Serjical Strike Records / 2021

Artista(s)

Serj Tankian

Partituras desconocidas de Serj Tankian.

El músico de origen armenio pero nacionalizado estadounidense, ha sido participe de distintos cambios culturales debido a sus alteraciones de residencia a lo largo de su vida, el acercamiento hacia culturas lo ha llevado también a conocer y entender la música desde distintos puntos de vista. Su manera de escribir y componer, están influenciados hacia una conciencia entre la relación del planeta y sus habitantes, los constantes problemas sociales y climáticos que se han suscitado a lo largo de décadas.

En el proceso de crear música, Serj Tankian, ha mostrado un interés de experimentar esta disciplina a partir de la elaboración de partituras para ser ejecutadas y escuchadas en películas independientes y comerciales. De estos proyectos realizados años atrás es donde salieron los elementos para este nuevo álbum. Cinematique Series, es un lado totalmente distinto del que se tenía acostumbrado a ver a Serj, o algo que muchos no conocían, pero su disciplina y visión musical lo llevó a reunir esta colección.

Dividido en dos partes: Cinematique Series: Illuminate, es un material discográfico clásico, en él, los protagonistas son el piano y las cuerdas; en algunas ocasiones existen coros que acompañan piezas. La segunda parte, Cinematique Series: Violent Violins, por momentos se convierte en el antagónico de Illuminate, a pesar de ser también un álbum “clásico”, es notable la presencia de sintetizadores y partes electrónicas a lo largo de los 13 tracks que lo componen. Las dos partes están  elaboradas a partir de fragmentos ensamblados que fueron creados anteriormente por parte del vocalista de System of a Down, de los cuales algunos se utilizaron como musicalizaciones fílmicas y otros quedaron guardados.

From light to dark, classical to modern, transcendent to dissonant”. La división de este trabajo musical, con un total de 25 piezas puede descomponerse y tomar rumbos musicales distintos pero al final son la formación del todo, mostrando el lado alegre y oscuro, lento y acelerado de cualquier historia que quiera ser contada.

No es una revista, es un movimiento.