Favoritos

Haz click en la banderilla para guardar artículos en tus favoritos, ingresa con tu cuenta de Facebook o Twitter y accede a esta funcionalidad.

39265
Sapphire Slows: Alegoría del ZafiroSapphire Slows: Alegoría del Zafiro

Sapphire Slows: Alegoría del Zafiro
Sapphire Slows: Alegoría del Zafiro

/

Artista(s)

10/Dic/2013

Sapphire Slows

Allegoria

Not Not Fun

2013

2011 fue el año uno para Sapphire Slows, a quien te presentamos meses atrás y que hace unas semanas visitó nuestro país para dar a conocer su propuesta condensada en Allegoria, álbum que carga creatividad, sinceridad, dulzura y una buena dosis de beat; sí, todo al mismo tiempo.

Perfeccionando la estructura de su sonido hasta lograr bellezas inspiradas en la electrónica con un nivel alto de intimidad, recreando el deseo de un artista a la hora de componer, producir o entablar sonidos y texturas que hagan de lo que se escucha algo realmente fascinante, esta mujer japonesa nos introduce a sus inusuales emociones con un álbum debut que captura la esencia de un oscuro rincón de su ciudad.

Diez pistas que se resumen en ritmos de baile que harán que tus oídos se deslicen en el ir y venir de cada corte. "Dry Fruits", un muy buen comienzo que esta placa ofrece, nos avisa de un sin fin de entradas y salidas de las que, honestamente, no querrás escapar. Un increíble equilibrio en cada melodía y la estructura que conlleva el entorno.

Su voz es un susurro fantasmal que genera y entrega texturas particulares sin decir nunca algo en concreto, guardando secretos. "Third Party", "Rules" y "Corekill" pertenecen a la parte en la que puedes tener una buena conversación, mientras que "Fade Out", "Break Control" y "As You Know" te dirigen inmediatamente la pista, sin importar que estés sólo en tu cuarto, para bailar y pensar y bailar y no pensar y seguir bailando. Intriga y misterio, estructuras orgánicas y buenos resultados, un álbum que puede ser estremecedor o tedioso para algunos, pero que merece una oportunidad.

"Can I Get Out of This Silence?" es el tan esperado clímax, más no el final, pues da paso a "Meteor" que nos da la pauta, señal y advertencia de que el disco está por terminar. Y sí, un final sublime con "Allegoria", que regala seis minutos de grandeza, luces de ciudad y movimientos en nuestra mente gracias a un toque personal y definiciones perfectas de la magnitud de belleza que se puedes lograr a través de los sonidos de una mente que piensa más allá de una nariz y una imaginación que tiene ganas de sobresalir.

No es una revista, es un movimiento.