Favoritos

Haz click en la banderilla para guardar artículos en tus favoritos, ingresa con tu cuenta de Facebook o Twitter y accede a esta funcionalidad.

80066
San Juan Project - Sin Miedo Y Con Respeto

9

San Juan Project - Sin Miedo Y Con Respeto
San Juan Project - Sin Miedo Y Con Respeto

Intolerancia / 2015

Artista(s)

San Juan Project

¡A bailar con lo nuevo de San Juan Project!

Esta es la cadencia de un león soltándose la melena. La nueva producción de los Arturos, de la Torre y Lamadrid, juntos conocidos como The San Juan Project, fusiona ritmos tan variados que es imposible encasillarla en un género. Sin miedo y con respeto, se lanzaron a encontrar el oro por medio de la experimentación.

La propuesta del dúo jalisciensex cc producida por Odín Parada de Sussie 4, es democrática y cosmopolita. La base del licuado es el nu jazz, pero lo mismo se pueden apreciar ritmos electrónicos o de funk, que compases de disco o tropicales. Además, el álbum está plagado de referencias musicales variadas. Por ejemplo, hay sampleos de son cubano en “Bonito & Brassoso”, estribillos de “El loco” de Javier Solís en “Dicen” y una colaboración del MC Gera MXM en “Tu hombre ideal”.

El mito de estos tiempos, que dice oímos pero no escuchamos, se rompe con esta producción discográfica. Su principal virtud es que hipnotiza al que lo escucha. Si alguien planeaba ponerlo de fondo mientras estudia, maneja, cocina o hace cualquier otra cosa, mejor que desista, porque no lo va a lograr. Poco a poco, pista tras pista, su sabrosura se va colando por los oídos hasta poseer al espectador.

Una de las muestras más claras de ello es “Hilo Negro”. La canción comienza con una línea de bajo llamativa y luego va mutando en un bebop jocoso, acompañado de rimas de Arturo Lamadrid. A la mitad de la canción, para darle encanto al estribillo, Arturo de la Torre inicia conversación, pidiendo música, un shot de tequila y volver a la década de los veinte. Y lo mejor, cierra con baile improvisado y un solo de trompeta.

Van pasando las canciones y el disco no cansa ni se vuelve monótono. Cada tema tiene esencia y alma. No hay rellenos. Más bien, hay historias bien contadas. “Mr. Swing” narra el encuentro de un mexicano, un americano y un francés (sí, como chiste) que se conocen en Nueva Orleans. “Tom mató a Jerry”, sin lírica, cuenta una de esas míticas persecuciones de caricatura. Y “Gracias”, sin perder el ritmo, es un agradecimiento para el espectador que se aventuró a poner atención.

Al final del disco, uno no quiere que termine. De principio a fin, durante diez pistas, es una fiesta, de esas que uno desearía que duraran más. La borrachera pasa fugaz; no dura más de media hora, no produce cruda y deja ganas de beber más. Mientras, el león sigue agitando la melena al ritmo de The San Juan Project.

No es una revista, es un movimiento.