109951
Residente — Residente

8

Residente
Residente

Fusion Media Group / 2017

Artista(s)

Residente

Residente: Música molecular.

René Pérez Joglar a.k.a Residente se realizó una prueba de ADN para saber quiénes eran sus ancestros. Descubrió que: es un ciudadano del mundo. Además de la puertorriqueña, en sus venas corre sangre africana, europea, oriental y estadounidense. Con esa premisa, decidió utilizar su identidad molecular para realizar música de origen. Debido a ello, emprendió un viaje por diversas partes del globo para conocer sus raíces genéticas y sonoras.

Origen.

Lin-Manuel Miranda rapea en español e inglés sobre el concepto del disco; también, sobre cómo puede existir un mapa del mundo en las líneas de las manos. Originalmente, el cantante boricua quería tener al filósofo Noam Chomsky en la introducción de su disco; pero, cuando Lin-Manuel lo llamó para participar en el tema “Immigrants (We Get the Job Done)” del disco The Hamilton Mixtape (2016), Residente le propuso hacer un intercambio de rimas.

Residente y Miranda se enteraron de que tenían un vínculo familiar, de ADN. Antes eran fanáticos el uno del otro. René le pidió a Miranda que presentara a Calle 13 en un concierto en Puerto Rico. Cuando el compositor conoció a la familia de Residente, la madre de éste reconoció el rostro de su abuelo en la cara de Lin-Manuel. Los raperos son primos terceros.

Nuestra genética, un laberinto. Somos igual de distintos…

En 2007, la revista Nature publicó un importante artículo sobre el origen genético de la especie humana. El estudio dirigido por Andrea Manica, doctora por la Universidad de Cambridge y especialista en genética de la población, confirmó que el origen de la humanidad se encuentra en el África subsahariana.

Un huevo gigante en medio del desierto se rompe. En el cascarón roto, una mujer africana comienza a parir; de su vagina nacen personas de diversas anatomías. El video de “Somos Anormales”, primer sencillo del disco, intenta representar lo que sucedió hace muchos siglos. Previo a la migración global.

Los toques tribales que acompañan la base musical son de Tuvá, región de Siberia en donde existen cantantes guturales que pueden producir varios tonos a la vez.

Guerra.

Su viaje por el continente africano (de donde proviene el 10% de su sangre) comenzó en Burkina Faso. Específicamente, en el noroeste, de donde es originario Thomas Sankara, militar conocido como el "Che Guevara africano". El cual, creía en la revolución armada contra el imperialismo y el capitalismo. En él se inspiró Residente para componer "La sombra". La base que mezcla beats electrónicos con hip hop y sonidos étnicos crea lo que podría ser la melodía más sofisticada del disco.

Su travesía prosiguió en el Cáucaso, región ubicada entre Europa del Este y Asia. Allí, escribió “Guerra”, influenciado por los conflictos de la zona que se ha mantenido en disputa desde la Primera Guerra Mundial (1914-1919). Además, la región ha atravesado por más de 200 conflictos bélicos. En los sampleos del tema incluyó tambores regionales y el panduri, guitarra originaria de Georgia. Para René el objetivo de la canción es mostrar que la música puede unir a las personas, sin importar las diferencias físicas o religiosas.

Desencuentro.

"Desencuentro", segundo sencillo del disco, tiene colaboración de la artista francesa Soko. Habla entrelíneas de la nostalgia, la distancia y los destinos inoportunos. Joglar escogió París como escenario de su video, no sólo por ser “la ciudad del amor”, sino por el desencuentro que esa imagen ha tenido por ser víctima de los atentados de la organización yihadista del estado islámico (13 de noviembre del 2015).

Apocalipsis.

En China (de donde proviene 6% de su sangre) nació "Apocalíptico". Para darle sensación de desolación al tema, utilizó dos órganos: uno, en el Temple Curch de Londres y, otro, en el Palau de la Música en Barcelona. En la lírica le acompaña la voz de la cantante china, Duan Ya Wen. Además, influenciado por la filosofía oriental, el rapero logró resumir miles de años de historia en cuatro minutos y medio; nombró a esta proeza: “Una leyenda china”.

Esperanza.

En Ghana el cantante tuvo un sueño que lo llevó a realizar una canción de cuna a la que llamó "Milo", nombre de su hijo. Dirigida a su primogénito, le explica todo lo que lo rodea y le espera en el futuro. Hablando de lo que sucederá, "Dagombas en Tamale", es una reflexión sobre el futuro y una ovación sobre cómo nos enfrentamos a las dificultades con las que nos enfrentamos diariamente. Ambos temas son preludio de "El futuro es nuestro", compuesta con ayuda de Goran Bregovic.

Presente.

La travesía de Residente finalizó donde inició su vida: Puerto Rico. Allí escribió "Hijos del cañaveral", que incluye los coros de su hermana, iLe (Ileana Cabra). Se inspiró en la historia política; desde el proceso colonizador, pasando por la etapa estadounidense, las luchas de los independentistas –la Masacre de Ponce (1937), la "Revuelta de Jayuya" (1950)– hasta el ataque nacionalista al Congreso en Washington DC (1 de marzo de 1954).

A pesar de que en este álbum, Pérez Joglar toca temas políticos, en el fondo habla sobre sí mismo. Buscó sus raíces para encontrarse a sí mismo desde otra perspectiva, de paso hizo lo que mejor sabe: música. Rimas sobre bases tribales, beats electrónicos y la frenética guitarra de Omar Rodriguez-López,( At the Drive-In y The Mars Volta).

Residente afirma que su disco homónimo, grabado en Electric Lady Studios de Nueva York, no es el más original; pero sí el más sincero.

 

No es una revista, es un movimiento.