46051
Real Estate: Un atlas de jangle pop clasicista

Real Estate: Un atlas de jangle pop clasicista
Real Estate: Un atlas de jangle pop clasicista

/

Artista(s)

03/Abr/2014

Real Estate

Atlas

Domino Records

2014

Hablamos de una banda que tiene el don de tratar la música con tacto y crearla desde una perspectiva que muchos artistas contemporáneos parece que están olvidando. Martin Courtney no será el vocalista más fuerte o con mayor personalidad, pero su cariñosa voz se atenúa sobre su sonido, trabajado a partir de un flujo insaciable de cuerdas con una habilidad especial para hilar suaves melodías cobijadas bajo el clima engañoso de alguna estación del año.

De esta manera, Real Estate ha logrado gradualmente desarrollar e inscribir con cada álbum un estilo y sonido más personal, capturando con más acierto su inherencia y delicado enfoque. Atlas está impregnado del jangle pop que se originó en la década de los 60, como The Byrds, de estival veraniega al igual que su antecesor llamado Days.

Atlas es un disco tejido en forma horizontal, con una finura casi sublime en el entrelazado de guitarra, bajo y la voz de Courtney. "Talking Backwards" es posiblemente la mejor canción del grupo junto a "It's Real" del disco anterior; otro tema en la cima de sus potestades, con una línea vocal sensata, hábil y relajada, toda la instrumentación es coherente a partir de la guitarra de Matt Mondanile. "April's Song" es la pieza sin intervención vocal que ha estado presente siempre en todos sus discos, un fieltro en blanco que expresa sin palabras el mismo grado de ensueño, nostalgia y añoranza que el resto del álbum sin decir una sola palabra.

Aunque perfecto y de alto realce, Atlas no es un disco capaz de lograr el concorde de opiniones a favor. No se exenta a pesar de su enorme calidad debido a que es ensimismado en su metodología y no sale ni un segundo de su obsesionada zona de confort; no es por nada un paseo de emociones. Incluso, parece seguro aseverar que el grupo jamás podrá abandonar el estilo ya creado y no hay muchas variantes por donde girar en un futuro.

"Crime" es otra de las pistas que da energía al álbum gracias a que se siente un poco más real y fuera del clima de Atlas, pero es otro caso en el que el disco está listo para elevarse pero se queda sólo en un suspiro inofensivo que volverá a caer en el mismo ritmo.

Al final, Atlas tiene 2 conclusiones; puede ser la mejor forma de aislarse de la vida y el presente condenado por el transcurso del reloj o puede ser la mejor pérdida de tiempo. De cualquier modo, frustrante, ya que se sabe, es un disco que pudo haber ofrecido más.

No es una revista, es un movimiento.