90428
Primal Scream – Chaosmosis

7

Primal Scream – Chaosmosis
Primal Scream – Chaosmosis

Ignition / 2016

Artista(s)

Primal Scream

Primal Scream se mantiene con vida, buscando la frescura

Primal Scream se ha encargado de entregar una notable cantidad de discos memorables: Screamadelica, Give Out But Don’t Give Up, Vanishing Point, XTRMNTR, discos que de principio a fin nos mantienen en el jolgorio total y de los que puedes escoger una canción al azar y disfrutar sus vibraciones corriendo por el cuerpo, o bien escuchar el álbum completo sin arrepentimientos.

Los de Glasgow están de regreso y nosotros debemos hablar y desglosar su última producción: Chaosmosis, un nombre bastante apantallador, “buena ondita”, jovial, muy imaginativo, muy buen nombre para un disco, a decir verdad. Sin importar lo que pueda usted leer o interpretar aquí, se le recomienda escucharlo para próximas conversaciones profundas con sus amigos melómanos.

“Trippin’ on Your Love”, primerísima canción en sonar, es una fiesta total con una orquestación suprema, con una letra muy característica del camino espiritual que trae la agrupación consigo desde siempre -regocijo en los pies, en los oídos-, si uno no baila o sonríe quizás algo anda mal en nosotros. Con tanta energía detonante como esa, damos por hecho que lo que sigue será espantosamente fastuoso. Lástima que toda vaya de ejemplar hasta lo regular.

“(Feeling Like A) Demon Again” es una canción totalmente radiable, “modernilla”, antreable, con palabras de seducción traviesa, y hasta aquí todo sigue en orden. “I Can Change” tiene sonidos muy agradables, una balada tropicosa dedicada a los males de amor, la súplica para que aquella persona regrese a ti. Esta última contiene, así como en el track inicial, la colaboración más acertada del disco: las hermanas Haim, quienes brillan mucho más que la voz de Sky Ferreira.

Bobby Gillespie y Sky Ferreira comparten el micrófono en “Where The Lights Get In”, y decidieron hacer de esta canción su primer sencillo. La canción es buena, pero no realmente asombrosa. Primal Scream, desde sus inicios, ha sabido hacer singles, pero sinceramente en More Light y esta nueva entrega no han logrado producir un éxito poderoso y pegadizo. Incluso en Beautiful Future (2008) recurrieron a colaboraciones de artistas de moda en aquel entonces para mantenerse frescos.

No hay intención alguna de sobajar su trabajo, ya que la mayor parte de su carrera ha sido excepcional, gloriosa, más allá de lo genial. Realmente no es una entrega tan opaca y hay más oportunidades de giras: mejor para nosotros.

No es una revista, es un movimiento.