99673
Passenger – Young As The Morning, Old As The Sea

7

Passenger – Young As The Morning, Old As The Sea
Passenger – Young As The Morning, Old As The Sea

Nettwerk / 2016

Artista(s)

Passenger

12/Oct/2016

Una obvia reflexión de los sentimientos a través del tiempo.

Cualquiera diría que un octavo álbum muestra un cambio radical si se le compara con el primero. Sin embargo, Mike Rosenberg, mejor conocido como Passenger, ha logrado mantenerse en la misma linea musical en la que inició: el folk. Su sonido acústico se conserva mientras que sus composiciones se tornan más introspectivas y directas.

Con la inspiración que proveen los paisajes de Nueva Zelanda e Islandia, Passenger nos entrega una vez más un compendio de historias y pensamientos, tan personales como universales, en su nuevo álbum Young As The Morning, Old As The Sea.

Una reflexión general sobre el paso del tiempo y las relaciones pasadas comienza con “Everything”, que relata de manera muy obvia el cliché que le dice al mundo que sin el amor de alguien, cualquier situación resulta vacía. Este tipo de pensamientos continúan con “If You Go”, que si bien tiene un arreglo musical más pensado que incluye violines, también tiene una letra inmediata y poco inspirada.

Ese mood comienza a cambiar con “When We Were Young”. Mezclando un poco de melancolía y simplicidad en la guitarra, comienza un lapso de entusiasmo que llega a un máximo inesperado lleno de ritmo en “Anywhere”: una canción feliz, esperanzadora y pegajosa. Tristemente, después llega su contraparte monótona: “The Long Road”.

En medio de esta peculiar mezcla de sentimientos encontramos “Beautiful Birds”, sumida en metáforas que cuentan la historia más personal. Por otra parte, “Somebody’s Love” sale de tono con una introducción instrumental que invita al sentimentalismo de igual manera que lo hizo en su momento “Let Her Go” –su canción más conocida–.

La exploración en términos de composición y música se demuestra en “Young As The Morning, Old As The Sea”. Este estilo, que recuerda a Mumford & Sons, se encuentra también en “Fools Gold” y “Home”. Todas ellas sobresalen. ¿Por qué? Letras delicadas y reflexivas llenas de sentimiento.

Young As The Morning, Old As The Sea no cambia la promesa de Passenger, canciones del corazón que cada uno puede adaptar a su situación, pero no se aventura a nada nuevo. Los arreglos parecen demasiado simples mientras que las composiciones podrían ser más imaginativas.

No es una revista, es un movimiento.