Favoritos

Haz click en la banderilla para guardar artículos en tus favoritos, ingresa con tu cuenta de Facebook o Twitter y accede a esta funcionalidad.

134351
Niños del Cerro — Lance

8

Niños del Cerro
Lance

Quemasucabeza / 2018

Artista(s)

Niños del Cerro

Un lance de arrebatos y de todo lo contrario.

En 2015 el disco Nonato Coo irrumpía la escena chilena dejando un buen sabor entre sus escuchas, el debut de Niños del Cerro fue exitoso, la producción es sinónimo de una buena primera impresión y de la llave que les abriría muchas puertas, la banda planteaba un sonido y un discurso refrescante, por lo que el siguiente reto después de zarpar, es mantener la nave a flote y llevarla a buen rumbo.

El exitoso y queridísimo sello Quemasucabeza se ha caracterizado por reclutar a grandes proyectos por lo que ahora puso sus fichas en los muchachos originarios de La Florida, y la mancuerna suena como una gran idea. Tres años después del primer disco, los chilenos nos traen su segunda producción llamada Lance, sin duda un reto interesante.

Este nuevo disco plantea a nivel sonoro una continuidad, que con el tiempo consolidará la personalidad del grupo; ¿para qué arreglar lo que no está descompuesto? guitarras que toman demasiado protagonismo, inquietas y juguetonas, baterías bailables y por momentos bajos ponchados aunque su principal trabajo es acompañar, es un disco que te lleva a diferentes lugares, de la tranquilidad al arrebato y de regreso, y a veces te pone ahí, en el limbo.

Si hubiera que definirlo en géneros Lance va de algo parecido al dream pop al shoegaze, pasando por lo latino y en algún momento, solo ruido, los contrastes en los paisajes sonoros de una misma canción se agradecen.

“Javier y los vientos”  y “Melisa/Toronjil”, son canciones que hacen la disparidad, siendo más de atmósferas que de melodías, con elementos que no aparecen en otros cortes como el piano o la guitarra acústica, que junto con las letras dan una sensación de tristeza, equilibrando el disco de buena manera.

Por otro lado la parte del disco que ya conocemos que son los sencillos; “Flores, labios, dedos” (una canción a la mariguana) “Contigo” y “El sueño pesa” (donde colabora Chini Ayarza, vocalista de Chini and The Technicians), canciones que invitan al baile e incluso se asoma un dembow con buenos riffs.

En el resto del disco sobresalen “Las distancias” donde colabora Martina Lluvias en la voz, o “Lance”, canción  que le da nombre al disco  y que lo representa muy bien, en términos generales, la producción cumple y es muy recomendable.

Niños del Cerro ha asumido su papel de punta de lanza de una nueva generación chilena, con otro sonido y otro discurso que parece conectar bien con el público, seguramente con esta placa abrirá más puertas, se hablará más de la banda y seguramente de buena forma.

No es una revista, es un movimiento.