Favoritos

Haz click en la banderilla para guardar artículos en tus favoritos, ingresa con tu cuenta de Facebook o Twitter y accede a esta funcionalidad.

76940
Mon Laferte – Vol. 1

10

Mon Laferte – Vol. 1
Mon Laferte – Vol. 1

Discos Valiente / Universal Music México / 2015

Artista(s)

Mon Laferte

Gia
Catrina

12/Ago/2015

La feria del enamoramiento, según Mon Laferte.

Ninguno de nosotros vivió en carne propia La Belle Epoque, pero juro que todos hemos atravesado la agonizante miel de un corazón roto. Si fueses uno de esos casos especiales cuyo corazón está intacto, la ciencia te busca; pero puedes darte una idea de esa experiencia con éste álbum, Vol. 1, de Mon Laferte. Mejor aún: si estás nadando por el río de tus lágrimas, arrójate a este disco como salvavidas.

Esta adorable chilena es de voz desgarradora y melodías color rosa, es decir, que contrario a la idea de que los géneros más rudos son para los vocalistas gritones, encuentras en este disco a una mujer que clama, que se enoja, que se parte el alma en cada dedicatoria.

Si para estas alturas ya imaginas que las canciones son al estilo Paquita la del Barrio, vamos a aclarar que las letras no son contra alguien, son una lista de emociones que resurgen de lo bueno y de lo malo. El sencillo, “Un Alma en Pena” contiene, por mencionarlo, nostalgia de un difícil pasado y la fuerza que palpa y empuja hacia adelante. La guitarra y la voz caminan de la mano, así derivan entonces unas coplas revolucionarias.  

Y hablando de las intérpretes de dolor y contra ellos, ya les quisiera oír experimentado con el ska, como el que usa Mon Laferte con “El Diablo”, pista que juega con la animosidad de las trompetas para hacer una pausa coqueta y traviesa, hasta regresar al ritmo callejero con una transición nada brusca.

Qué decir de “Amor Completo”, donde la cantante se luce con una prosa contrastante, entre el “te quiero pero ya no te quiero”, con gruñidos poderosos y apasionados que harían golpear y besar al ser amado. Este sencillo en particular define la trama de la producción: un blanco y negro, distintos pero siempre integrados.

Además de todo ello, Mon Laferte expresa su ronco pecho en una gama de géneros suaves.  Hay bolero, cabaret y el folclor de guitarras acústicas que destacan en gran parte de este material.

Dicen que al libro no hay que juzgarlo por su portada, y aunque en casos excepcionales como éste, la portada ya habla por sí sola del disco, vale la pena zambullirse en la imagen de una mujer con el duelo en los poros que curiosamente carga con un ramo de flores coloridas. Es suficiente decir que Vol. 1 hace de la tragedia, una belleza.

No es una revista, es un movimiento.