Favoritos

Haz click en la banderilla para guardar artículos en tus favoritos, ingresa con tu cuenta de Facebook o Twitter y accede a esta funcionalidad.

135450
Molinette Cinema — Era del Vacío

9

Molinette Cinema
Era del Vacío

Molinette Cinema / 2018

Artista(s)

Molinette Cinema

Ruy
Martínez

10/Sep/2018

Era del Vacío: El cine hecho canción.

“Cada canción es una película”, así describe Raúl Torres (vocalista y fundador de la banda) a Era del Vacío, el segundo EP de Molinette Cinema. Su descripción es acertada, en ocho tracks pasan de lo surreal a lo dramático y a lo romántico. De lo elaborado a lo simple, de lo pop a lo experimental.

Pongamos de ejemplo el track uno y dos: “Acromático” y “Espejos”. El diccionario define acromático como algo que no tiene color, lo cual contrasta con la realidad de la canción que al menos un color sí maneja, y se mueve en intensidades del mismo, de menos a más mientras se crea una tensión que nunca termina por explotar, esto es suspenso.

Por otro lado “Espejos”, es algo más digerible, al menos en su transitar. La temática sin embargo es una tragedia. “Nada puede hacerme feliz” se repite el personaje mientras ve sus defectos en el espejo: esto, amigo míos, es un drama ligero, esos que puedes ver en familia y que te dejará pensando.

También tenemos el caso de “Mariana”, una canción que inició originalmente como una carta y que terminó por ser una de las mejores del EP. Aquí la temática es simple, amor, amor desmedido. Desbordado. Qué es esto sino una comedia romántica, una historia de conquista con un final feliz, al menos dentro de la canción.

“Dark Room”, tema en inglés lleno de sintetizadores suena a soundtrack de película de terror, una en la que saldría David Bowie, ambientada en barrio oscuro donde entre una bola de seguidores de la dark wave se escode un vampiro que solo quiere salir a divertirse, pero no puede evitar saciar su necesidad de sangre.

Por último tenemos “Hipnopedia”, la canción más compleja de todas, una suerte de rapsodia que te hace ir de un lado a otro, transitando por instrumentaciones dignas del cine mudo pasando por el drama, el romance, en fin, lo surreal, territorio de Buñuel.

El resto de canciones transitan entre uno y otro género destacando “Me fui”, canción que cierra el disco, y en la que solo participa Raúl con otros músicos. Este tema, no estoy seguro de si accidentalmente o no, recuerda mucho a Fito Páez, un tema a piano y voz, con algunos arreglos de cuerdas que solo ayudan a a acentuar ciertos momentos del tema.

En fin, algunos dicen que ya no hay talento en las nuevas generaciones. Que el rock ha muerto y que todo es plástico y Auto-Tune. Si eres de los que piensan eso, te invito al cine a ver Era del Vacío de Molinette Cinema, te sorprenderás.

No es una revista, es un movimiento.